Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Muchos de nosotros tenemos el estereotipo del cartero, que camina cuadras interminables para entregar la correspondencia casa por casa. Sin embargo, la realidad es que la mayoría de los carteros en nuestro país, y en el mundo entero, usan motocicletas para su trabajo. Pensando en esto, el inventor australiano Simon Williams considera que todas estas motocicletas serán reemplazadas por triciclos eléctricos de tres ruedas. Así entonces, diseño el E Trike, una motocicleta de tres ruedas más silenciosa y limpia en términos de combustible, pues usa electricidad. Además, tiene movimiento independiente en las ruedas que permiten al vehículo inclinarse en las vueltas y estacionarse totalmente de forma vertical al lado de una pendiente, por ejemplo.

Simon se ha interesado desde hace mucho en la construcción de motocicletas eléctricas, pero fue hasta que vio un artículo del 2005 de GizMag en donde decidió tomar cartas en el asunto: “Como conductor de motocicletas, podía ver los puntos en contra [del vehículo mostrado en GizMag], como su manejo y practicidad, pero vi el potencial para un vehículo de carga de tres ruedas“, dice.

Mientras que su triciclo puede ser evidentemente usado por una variedad de trabajos que involucra gente que entrega cartas, documentos, etc, Williams decidió atacar específicamente el nicho del correo. Para ello, renunció a su trabajo y se metió como cartero por 18 meses, solamente para sentir qué necesidades debería tener el vehículo que pensaba diseñar.  Descubrió que la motocicleta Honda CT110, que es la que usa el sistema de correos de Australia, es ruidosa, latosa y de difícil manejo cuando se trata de estacionarla perpendicularmente en una pendiente, una situación que ocurre con frecuencia cuando se tiene que detener el cartero a poner cartas en los buzones de las casas.

La motocicleta de Simon, llamada Deliver-E, tiene dos motores eléctricos, uno en cada rueda trasera, que se ocupa de los problemas del ruido (y de la necesidad de los cambios en el motor). Además, un engrane para poder maniobrar en reversa quita la molestia del conductor a hacerse hacia atrás con los pies (cosa que ocurre tradicionalmente con los motociclistas tradicionales).

El mecanismo para los giros fue algo que me llevó mucho tiempo“, dijo Simon. “Al final de cuentas llegué a todo género de detalles complejos de cómo sería el dar un giro. Finalmente, este mecanismo no podría ser más simple. Nunca había construido una motocicleta antes, por lo que por sí mismo fue todo un reto“.

El triciclo prototipo pesa 120 kgs, tiene una velocidad máximo de 80 kph y un rango de unos 60 kms. lleva 16 baterías de li-ion que se cargan en un 80% antes de una hora y en un 100% en tres horas, y le da una potencia de 5000 watts. Se estima que ya en una línea de producción, se podría crear cada triciclo en unas cinco horas.

d

Ahora William enfrenta el mayor reto de su visión, que es la de encontrar dinero para comercializar su triciclo: “Busco un inversionista, lo cual ha demostrado ser la parte más difícil de todo el proyecto. Construir el triciclo fue la parte fácil“, comentó. “Las cosas podrían progresar rápidamente si hubiese alguien que me respaldara“.

Fuente: GizMag

Desde la Red…
Comentarios