Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Nuevo material que convierte la energía solar en vapor de agua

Investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) han creado una nueva estructura de un material capaz de generar vapor de agua mediante energia solar de una forma muy eficiente.

Hoy en día, la generación de vapor con energía solar implica vastos campos de espejos o lentes que concentran la luz solar, calentar grandes volúmenes de líquido a temperaturas lo suficientemente altas como para producir vapor. Sin embargo, estos sistemas complejos pueden experimentar la pérdida de calor significativa, dando lugar a la generación de vapor ineficiente.

El nuevo material consiste en una lámina con dos variedades de carbono. La parte superior está formada por escamas de grafito que concentran la energía lumínica, mientras que la inferior es una espuma de carbono que hace simultáneamente de aislante y de esponja.

Cuando la luz del sol choca contra las escamas de grafito las calienta, lo que genera un gradiente de presión que hace que el agua suba desde la esponja hacia arriba. Cuanta más luz, más vapor se genera.

El uso de este nuevo material, que es muy barato, puede permitir realizar tareas como la desalinización o la esterilización de aguas en zonas remotas de una manera más eficaz y menos costosa. Es un gran avance en términos de reducción de costos, aseguró Hadi Ghasemi, responsable de la investigación.

ncomms5449-f1

Ghasemi indica que la estructura del material puede ser diseñado para que sea más eficiente, dependiendo del tipo de materiales utilizados. “Todavía se puede investigar mucho para implementarlo en sistemas más grandes”, concluye.

Hasta ahora el nuevo material es capaz de convertir el 85% de la energía solar entrante en vapor, una mejora significativa sobre los enfoques recientes de generación de vapor con energía solar. Lo que es más, la configuración pierde muy poco calor en el proceso, y puede producir vapor relativamente a baja intensidad solar. Esto significaría que probablemente no se requieren sistemas complejos y costosos para concentrar la luz solar.

El Instituto Tecnológico de Massachusetts cree que esta esponja podría ser de gran utilidad a la hora de hacer ecológicamente sostenibles muchas plantas de generación que queman combustibles fósiles, como las centrales térmicas.

Referencia: Nature

Participa en nuestra encuesta:
Desde la Red…
Comentarios