Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Nueva técnica diagnóstica que logra predecir el riesgo de infarto

Un equipo de médicos de la Universidad de Edimburgo, Escocia, ha desarrollado una nueva técnica para explorar el corazón que utiliza un radiotrazador que al ser visualizado mediante un escáner, puede identificar a aquellas personas con mayor riesgo de sufrir un infarto. Una herramienta que podría ser muy eficaz para predecir una de las principales causa de muerte.

Las placas coronarias causan estrechamiento y endurecimiento de los vasos sanguíneo y a menudo provocan una angina o dolor en el pecho; pero cuando se rompen pueden conducir a la formación de un coágulo o trombo sanguíneo que bloquea el suministro de sangre al corazón o al cerebro, produciendo así un ataque al corazón o un infarto cerebral. Desgraciadamente se desconoce la razón por la que se rompen las placas y los médicos creen que si se pudiera determinar con precisión cuándo las placas están a punto de romperse, se podría tratar a los pacientes con antelación y evitar así los nefastos efectos de estos eventos coronarios.

En ese sentido, lo que presenta el grupo de científicos es la aplicación de dos trazadores radioactivos, 18F-NaF y 18F-FDG, como marcadores de este riesgo de ruptura. Mediante su introducción en el torrente sanguíneo, y con el uso de PET-TAC, los investigadores pudieron determinar qué personas tenían mayor riesgo de infarto o ictus.

La Tomografía por Emisión de Positrones (PET) es una técnica no invasiva de diagnóstico por imagen capaz de medir la actividad metabólica del cuerpo humano, detectando y analizando la distribución tridimensional que adopta en el interior del cuerpo un radiofármaco determinado.

La Tomografía Axial Computarizada (TAC) es un procedimiento de diagnóstico que utiliza rayos X con un sistema informático que procesa las imágenes y que permite obtener imágenes radiográficas en secciones progresivas de la zona del organismo estudiada.

infarto

En los ensayos se probó la eficacia de los marcadores en 40 pacientes que recientemente habían tenido un infarto de miocardio y en otros 40 pacientes con angina estable. En la mayoría (93 %) de los pacientes que había sufrido un ataque cardiaco, los investigadores identificaron gracias al PET y la TAC altos niveles de 18F en el área de la placa que tras romperse había provocado el infarto.

Las pruebas en los pacientes con dolor de pecho, los investigadores identificaron un aumento de la captación de 18F en las placas de casi la mitad (45 %) de los pacientes. Una ecografía intravascular más detallada confirmó que las áreas de mayor captación de 18F se asociaron en la mayoría de los casos con características de alto riesgo que conducen a la ruptura de la placa y a eventos coronarios graves.

“Hasta ahora no existían técnicas de imagen no invasivas disponibles que pueden identificar las placas coronarias de alto riesgo de ruptura en pacientes con enfermedades del corazón. Por primera vez hemos demostrado que esto es posible, y dado la capacidad de esta nueva técnica, creemos que tiene el potencial de transformar la forma en que se identifican, gestionan y tratan a los pacientes con enfermedad cardíaca estable o inestable”, dijo Nikhil V. Joshi, MD, de la Universidad de Edimburgo.

No hay que olvidar que la cardiopatía isquémica que se produce por la ruptura de placas ateroscleróticas es la principal causa de muerte en el mundo”.

Referencia: The Lancet

Desde la Red…
Comentarios