Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

En la actualidad la carrera espacial se ha pasado al sector privado, donde de este lado del charco tenemos a dos fuertes contendientes que buscan demostrar su superioridad y aprovechar cualquier falla del contrincante y, al parecer, el turno de llevar la ventaja es de Blue Origin.

La empresa aeroespacial Blue Origin, demostró que sí es posible utilizar un cohete espacial más de dos veces al poder aterrizarlo de manera vertical, algo que no pudo conseguir su principal competidor, Space X.

Este logro lo obtuvo este fin de semana al conseguir por primera vez aterrizar de manera vertical un cohete comercial ya usado previamente, así el New Shepard ha despegado y aterrizado nuevamente sin sufrir ni un rasguño.

Aunque el New Shepard no salió del planeta, sí logró rebasar los 101 kilómetros de altura antes de comenzar su procedimiento de descenso, el cual lo realizó tras liberar su cápsula de pasajeros con extraordinaria precisión, mientras que el propulsor del cohete regresó a la plataforma de las instalaciones de la empresa en Texas.

Este tipo de logros están pensados principalmente en la reducción de costos y contaminantes, al permitir a un mismo propulsor subir y descender repetidas veces transportando a los astronautas a una estación espacial o bien únicamente poner a los pasajeros en órbita durante un tiempo determinado, ya saben por fines turísticos.

Sin duda la interesante competencia que se encuentra entre Blue Origin, empresa de Jeff Bezos y Space X, empresa de Elon Musk, esta dando mucho de que hablar y seguramente traerá resultados mucho más interesantes y prometedores conforme avanza el tiempo. Además no hay que olvidar que otras empresas como Boeing y Airbus también se encuentran muy interesadas en participar en esta carrera aeroespacial.

Fuente: Blue Origin

Desde la Red…
Comentarios