Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Seamos sinceros, la fuente de la eterna juventud no existe o al menos no que se sepa públicamente. Seguramente más de una vez te has preguntado cuánto tiempo te queda de vida o cuál será la edad en que le digas adiós a este mundo lleno de smartphones y gente que los usa día con día.

A muchas personas les gustaría vivir eternamente pero a muchas otras no, es un debate que se puede extender a horas y horas de discusión.

Pues te tenemos noticias, ya que un equipo de científicos de la Universidad Albert Einstein en Nueva York, ha llegado a la conclusión de que el ser humano solamente puede vivir hasta los 115 años, suficiente como para terminar de cazar todos lo Pokémon que existen en el planeta, incluso los legendarios, y de terminar de ver todas las series de Netflix, Vudu y demás servicios de streaming.

El estudio que presentan estos científicos resulta de un análisis de información de tendencias de envejecimiento y de las tasas de mortalidad que se registran en cada país en el mundo. La persona más longeva registrada en haber alcanzado la increíble edad de 122 años, fue Jeanne Calment, la cual falleció el 4 de Agosto de 1997 en Francia.

La investigación en el campo celular en esta materia es de suma importancia, ya que es gracias a los descubrimientos en las cadenas de ADN como se puede llegar a alargar la vida hasta después de los 100 años.

De hecho, existe una provincia italiana llamada Sardinia en la cual se encuentra la mayor proporción de personas con edades mayores a los 100 años y es por esto que es ahí donde se llevan a cabo algunos de los estudios genéticos más importantes de este tipo.

Algunos de los científicos más reconocidos de esta área han desaprobado dicho estudio debido a que se basa en la interpretación de tendencias y no de estudios biológicos reales. Mientras que otros debaten acerca de su veracidad y grado de confianza.

Los avances en el trabajo de edición genética han prosperado a tal grado que en un futuro podrían ser reemplazadas partes de las cadenas del código genético en las personas.

Actualmente ya existe un caso en el que se ha logrado curar la leucemia infantil y la hemofilia, sin embargo los expertos aseguran que el potencial de estas investigaciones es enorme.

Referencia: Nature, New York Times

Desde la Red…
Comentarios