Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

mayas00

Hace un par de años quizás, salió en los medios una historia sobre una mujer que había estado en un naufragio y que había sido localizada a través de Google Maps pues ella había creado un letrero enorme con las siglas SOS, que alguien había visto y entonces la mujer había sido rescatada. Todo fue falso. También lo fue la historia aquella en donde se dice que Samsung le pagó a Apple (en una demanda que perdió), mil millones de dólares en monedas de cinco centavos.

Ahora se vuelve a producir una nota en donde se indica que un niño de Canadá descubrió ruinas desconocidas de una ciudad maya superponiendo una constelación de estrellas sobre un mapa satelital de la península de Yucatán. La historia fue mencionada por medios de reconocido prestigio internacional pues parecía una nota extraordinaria. Lo malo es es que de nuevo, es una noticia falsa.

William Gadoury, estudiante de 15 años de Quebec, entró en un concurso de ciencia juvenil. El estudiante siempre la he fascinado la historia de los mayas, aparentemente. El proyecto que presentó fue una supuesta demostración de que los mayas, que conocían las constelaciones, habían construido sus ciudades siguiendo los patrones marcados por las estrellas. Así, al superponer el mapa de las estrellas sobre un mapa de Yucatán, Gadoury habría descubierto de manera sorpresiva que en algún punto debería haber una ciudad (en su mapa) y no la había, deduciendo entonces que debía existir una ciudad maya en ese punto, lo cual sería -repetimos- un descubrimiento fantástico en este siglo donde hay información en exceso.

Gadoury conocía a alguien de la Agencia Espacial Canadiense y logró que le ayudaran para confirmar o refutar su afirmación. A través del RADARSAT-2, apuntándolo a la zona donde supuestamente debía encontrarse la hipotética ciudad, se encontró que había ciertas estructuras que no parecían precisamente formaciones naturales. Sin más demostraciones medios como Le Journal de Montreal, afirmó que el jovencito había hallado una misteriosa ciudad maya. Enseguida otros medios replicaron la nota.

Pero las explicaciones alternativas a los resultados de Gadoury salieron a la luz de inmediato. Primero, los mayas no construían sus ciudades en base a las constelaciones, que además, aunque tenían conocimiento de las mismas, no era un conocimiento completo. Por otra parte, las ciudades mayas se construían lejos de los ríos porque esto era el acceso a tierras que podían cultivarse sin sufrir inundaciones. Esa es la explicación a la relativa curiosidad de que las ciudades mayas por ejemplo, no estuviesen cerca de donde hubiese agua.

gadouryWilliam Gadoury

Las fotos presentadas por el estudiante canadiense muestran una estructura humana, sin duda, pero está lejos de ser parte siquiera de una ciudad. Es simplemente un campo de cultivo como hay muchos en la región. De acuerdo a Thomas Garrison, un antropólogo de la Universidad de Dornsfire, “la naturaleza rectilínea del objeto y la vegetación secundaria creciendo alrededor son claramente señales de una antigua milpa. Esto era algo obvio para quien ha pasado tiempo en las tierras bajas de los mayas”.

Por otra parte, la idea de que las constelaciones marcaban donde los mayas tenían que construir las ciudades es una especulación fácil de rebatir. Mesoamérica era una zona densamente poblada. Superponer una constelación sobre cualquier punto con tantos sitios habitados haría que ciertas ciudades coincidieran. Así pues, la teoría del canadiense haría que algunas ciudades encajarían con algunas estrellas, pero es una mera coincidencia.

David Stuart, director del Mesoamérica Center, de la Universidad de Texas, en Austin, dice al respecto: “La nueva historia sobre una antigua ciudad maya habiendo sido descubierta es falsa. Estaba tratando de ignorarla (así como las solicitudes de la prensa que he recibido), pero ahora que está en la página web de la BBC me veo obligado a decir algo. La historia al completo es un desastre, un ejemplo terrible de ciencia basura golpeando la red en caída libre. Los antiguos mayas no planificaban sus ciudades de acuerdo a las constelaciones. Ver esos patrones es un “proceso de Rorsarch”, dado que hay asentamientos en todas partes, y también estrellas. El cuadrado encontrado en Google Earth está, en efecto, hecho por el hombre, pero es un viejo campo de maíz en barbecho, o milpa”.

Así entonces, no hay tal ciudad desconocida. La idea de Gadoury ha sido refutada pero eso no significa que haya que menospreciar al estudiante por su iniciativa, al contrario, debería apoyársele por tener sus propias ideas, asunto que a la larga es lo que hace la ciencia efectiva.

Referencias:

The Independent 
BBC 
Mapa de Yucatán

Desde la Red…
Comentarios