Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

La NASA anunció este fin de semana que la nave InSight, que tenía planeado un lanzamiento en marzo de 2016, ha sido suspendida indefinidamente debido a una filtración en una sección de los instrumentos primarios.

Esta misión serviría para estudiar el interior de Marte y añadir información a la que actualmente recolecta el robot Curiosity. La fuga se descubrió a inicios del verano pasado y los científicos de la NASA creyeron haberla reparado. Sin embargo, nuevas filtraciones surgieron y los creadores de la InSight continuaron arreglándolas.

Lamentablemente, después de unos exámenes de último momento para probar la integridad general de la nave, se descubrió que la InSight no podría sobrevivir a las condiciones difíciles del Planeta Rojo en su estado actual.

La NASA dijo encontrarse comprometida para encontrar una solución, pero al parecer no estará lista a tiempo para 2016. Y es que al parecer, los lanzamientos desde la Tierra a Marte sólo son favorables durante pocas semanas cada 26 meses debido a las posiciones relativas de los planetas.

Esto significa que incluso si la NASA encontrara la manera de parchar las fugas en algún momento del próximo año, el único lapso de tiempo del mismo en que podría hacer el lanzamiento sería del 4 al 30 de marzo.

Esta no es la primera vez que la agencia ha tenido que posponer un lanzamiento importante. En 2008, la NASA retrasó la misión Mars Science Laboratory, en donde iba el Curiosity, por dos años enteros, pero afortunadamente, al final los resultados obtenidos por la misma hicieron que cualquier tristeza por su demora se olvidara por completo.

Referencia: NASA

Desde la Red…
Comentarios