Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

La NASA ha tenido mejores días. La cancelación y terminación del programa del Transbordador Espacial y las crecientes presiones al Gobierno que sigue manteniendo un programa así de caro en plena crisis econonómica, han generado la teoría de que una agencia espacial no es tan necesaria. Ahora, un fallido lanzamiento por parte de Rusia ha dado las razones para dar un ultimatum a los habitantes de la Estación Espacial Internacional.

La nave auto piloteada rusa Progress que fue enviada con 2.9 toneladas de suministros y víveres a la Estación el pasado 24 de agosto. Ese mismo día se estrelló por un mal funcionamiento de los cohetes Soyuz, mismos que utiliza el pais para sus lanzamientos con seres humanos.

Los 6 habitantes de la Estación Espacial Internacional estarán bien, dice la Administración Nacional del Aire y el Espacio (NASA por sus siglas en inglés), ya que tienen suficientes insumos para sobrevivir un buen rato. Sin embargo, quieren desalojar la Estación porque sus turnos en órbita están próximos a expirar, pero además porque de no encontrar las enmendaduras a los cohetes rusos, el cambio de tripulación podría no ocurrir como lo planeado.

Si no encuentran la manera “segura” de subir tripulantes nuevos, esta plataforma en órbita se quedaría sin gente, lo cual dejaría a la “casa espacial” de 1oo mil millones de dólares sin pilotos por primera vez desde el 2001. En dado caso la Estación Espacial Internacional se conducirá desde la Tierra, pero la NASA está confiada ya que pueden hacer esta tarea siempre y cuando los instrumentos a bordo sigan funcionando como deben.

Por supuesto, las labores de investigación a más de 300 kilómetros de la Tierra quedarían suspendidas y esto representa un retraso en el conocimiento potencial que tiene el proyecto.

Para regresar los astronautas tienen dos cohetes Soyuz disponibles en la Estación y estos no pueden durar en el Espacio más de 200 días así que pronto tendrán que regresar. El miedo de la NASA es que no funcionen como los anteriores. El regreso debe ocurrir en ciertas condiciones específicas, por ejemplo la cantidad de luz natural disponible al momento del aterrizaje. Por eso, tanto la NASA, como la agencia rusa han fijado la fecha de desalojo de la Estación Espacial para mediados de noviembre.

Algo que tiene nerviosa a la NASA son las fallas de la tecnología espacial rusa, por ejemplo, el descuido de unos de sus satélites.

Fuente: space.com

Imagen: Nationial Geographic

Desde la Red…
Comentarios