Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

istock_000016452192_full

Un equipo de investigadores de Reino Unido, Estados Unidos y México han logrado el nacimiento de un bebé engendrado mediante una técnica de reproducción asistida que emplea ADN de tres padres diferentes.

El bebé llamado Abrahim Hassan, fue fruto de padres jordanos que fueron tratados en México debido a que la madre portaba genes del llamado síndrome de Leigh, un desorden mortal que afecta al sistema nervioso.

Los genes de esa enfermedad se encuentran en el ADN mitocondrial, que proporciona la energía a las células y transporta 37 genes que se transmiten de madres a hijos.

De esta manera reuniendo material genético de los óvulos de dos mujeres con el espermatozoide de un hombre, se logro una versión modificada de la conocida fertilización in vitro, añadiendo el ADN mitocondrial sano de la segunda madre, el cual aporta el 0,1% del ADN del bebé.

El cambio genético tras fecundar el óvulo es permanente y pasará también a sus descendientes, asegurando que los bebés nazcan sanos, sin la pesada carga de una enfermedad genética rara.

Los expertos señalan que la técnica es el primer paso en una nueva era de la medicina que puede servir para ayudar a otras familias con condiciones genéticas. Pero advierten que se necesitan rigurosas revisiones para llevar a cabo esta controvertida tecnología, llamada donación mitocondrial.

Mediante esta técnica se consiguieron en total cinco embriones, de los cuales sólo uno se desarrolló normalmente. Se le implantó a la madre y el niño nació nueve meses después. Este tratamiento no está permitido en Estados Unidos y por eso se realizó en México.

Cabe destacar que no se trata del primer bebé con tres padres genéticos. Anteriormente supimos del conocido caso de Alana Saarinen, que tiene genes de su padre y de dos mujeres, aunque en ese momento se empleó otra técnica, la de transferencia citoplasmática, técnica que también fue prohibida luego de reparos éticos y de seguridad en 2002 en Estados Unidos.

“Esta técnica es segura y eficaz y ha sido probada durante más de 15 años en primates. Si no damos el paso adelante, estaremos negando a muchas mujeres el derecho a tener hijos sanos”, dijo Dough Turnbull del Centro de Investigación Mitocondrial de la Universidad de Newcastle.

Ahora se espera que los investigadores describan los resultados en el Congreso de la Sociedad Estadounidense de Medicina Reproductiva en Salt Lake City en octubre.

Referencia: BBC, New Scientist

Desde la Red…
Comentarios