Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Como muchos han escuchado, nuestro quinto dedo (el pulgar) es un ejemplo característico de nuestra evolución natural así como un rasgo muy notorio que nos distingue de otros mamíferos, pero ¿qué pasaría si adquiriéramos dos dedos más?

Los investigadores del MIT, Harry Asada y Faye Wu, han desarrollado un guante con dos dedos robóticos adicionales que responden inteligentemente a los movimientos del usuario, permitiendo realizar tareas de dos manos con una sola mano robótica.

Este dispositivo, consta de un guante especial el cual se comunica con un curioso robot que se coloca alrededor de la muñeca, el cual básicamente funciona como dos enormes dedos adicionales adyacentes al meñique y el pulgar, aunque por la posición se podría decir que más bien asisten a toda la mano, permitiendo realizar varias tareas con una mano en lugar de dos.

En cuanto al software, crearon un algoritmo que permite a los dedos robóticos moverse en sincronía con los de la mano gracias a que pueden interpretar y responder a los datos de los sensores de flexión de los dedos cuando estos realizan algún movimiento y así desplazarse a una posición útil.

“Esta es una forma totalmente intuitiva y natural para mover los dedos robóticos”, dice Harry Asada, el profesor de Ingeniería en el Departamento de Ingeniería Mecánica del MIT. “No es necesario tener que programar el robot ya que con simplemente comenzar a mover los dedos de forma natural, los dedos robóticos reaccionaran para buscar ayudar a los de carne y hueso”, comentó.

Para desarrollar el guante, Asada y el estudiante graduado del MIT, Faye Wu, analizaron el movimiento de agarre de la mano con un guante especial equipado con sensores de movimiento de grabación. Redujeron a dos movimientos básicos: doblando los dedos juntos, y luego haciéndolos girar para adaptarse a la forma de un objeto.

“Después de haberlas usado por un tiempo es posible notar cómo se acostumbra a tus movimientos y así sintonizarse de forma particular”, dice Wu. “A largo plazo, nuestra tecnología puede ser similar, dado que el robot es capaz de ajustarse y adaptarse a ti.”

Por lo pronto, este par de investigadores continuará evolucionando sus extremidades robóticas con el fin de que puedan asimilar más movimientos básicos, así como mejorar la precisión de los mismos y la rapidez de sus reflejos.

Referencia: MIT News

Desde la Red…
Comentarios