Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

ngeo2590-f5

Un grupo de Investigadores de diferentes universidades canadienses, alemanas y estadounidenses han elaborado un mapa mundial de las reservas totales de aguas o acuíferos subterráneos de la Tierra.

El agua es un elemento crítico para la supervivencia de todos los organismos vivos en la Tierra. Algunos organismos pueden usar agua salada, pero muchos, incluyendo la gran mayoría de las plantas superiores y la mayoría de los mamíferos, deben tener acceso a agua dulce para sobrevivir.

Del total de agua en la Tierra, el agua salada en los océanos, los mares y las aguas subterráneas saladas representa alrededor del 97% de la misma. Sólo del 2.5 a 2.75 % es agua dulce.

Ahora este grupo de científicos, basándose en los datos de las reservas totales de aguas subterráneas de nuestro planeta con más de 40.000 modelos de agua subterránea y datos de cerca de un millón de cuencas, han descubierto que menos del 6% de las aguas subterráneas en los dos kilómetros superiores de la masa de la Tierra es renovable dentro de un curso de la vida humana.

ngeo2590-f5 (1)
“Esto no se había conocido antes. Ya sabemos que los niveles de agua en las porciones de los acuíferos están cayendo. Estamos usando nuestros recursos de agua subterránea muy rápido, más rápido de lo que están siendo renovados”, Tom Gleeson, responsable de la investigación.

Este porcentaje tan bajo se debe a la creciente y continua demanda global de agua, que está provocando una sobreexplotación de estos bienes naturales tan necesarios y preciados para el ser humano.

Finalmente, la estimación global de agua subterránea en el mundo es de casi 23 millones de kilómetros cúbicos, de los que 0,35 millones de kilómetros cúbicos tienen menos de 50 años de edad. Los mayores acuíferos se encuentran fundamentalmente en la cuenca del Amazonas, el Congo, Indonesia, América del Norte y Centro América.

Este agua es un recurso más renovable que las que se encuentran a mayor profundidad y son más antiguas pero a causa de su ubicación también son más vulnerables tanto al cambio climático como a la contaminación provocada por el hombre. Gracias a este trabajo, podremos saber cuánta agua se está agotando y cuánta hay, lo que nos llevará a deducir cuánto tiempos queda en el planeta hasta que se acabe este agua.

Referencia: Nature

Desde la Red…
Comentarios