La ciencia está obsesionada con la medición. Se miden las cosas, los tiempos, las fuerzas, las intensidades de campo, etc. y todo esto ayuda a los científicos a entender todo género de fenómenos. Así pues, a alguien se le ha ocurrido interesarse por las fuerzas y movimientos que ocurren cuando uno camina, y para ello han inventado una nueva herramienta para llevar a cabo su investigación: ForceShoes.

El sistema fue desarrollado por los investigadores del Instituto de Investigación MIRA, de la Universidad de Twente, en Holanda, y las sandalias que inventaron pueden parecer modestas, pero son un conglomerado de dispositivos de alta tecnología para capturar datos.

La idea atrás de ForceShoes parece ser la de facilitar los procesos de rehabilitación de las personas que han sufrido un ataque y que han tenido un grado de parálisis en un lado del cuerpo. Estos pacientes eventualmente pueden, en algunos casos, aprender a caminar de nuevo. Durante los procesos de rehabilitación muchas veces es crucial analizar qué movimientos precisamente se están haciendo cuando el paciente camina, o mejor dicho, qué fuerzas son ejercidas sobre el piso. ForceShoes puede ser entonces de gran ayuda, especialmente porque pueden ser usados fuera de un ambiente especializado de laboratorio.

Para muchos los zapatos ForceShoes no se ven muy a la moda, pero evidentemente no tienen ese propósito. Los investigadores han colocado cuatro módulos sensores a través de la suela del zapato. Cada uno de los módulos consiste en una serie de dispositivos electrónicos que miden la fuerza y movimientos de quien los calza. Una conexión inalámbrica (no esperábamos menos), permiten transmitir los datos obtenidos de forma automática.

Estas sandalias no son un producto comercial (aún), pero los investigadores creen que hay potencial para su invento en otras áreas que no sea la medicina. Podrían usarse en el área de ergonomía y así saber qué postura tienen los trabajadores, por ejemplo, mientras están frente una computadora. Quizás hasta las compañías aseguradoras se interesarían en este caso. Obviamente otra aplicación es el deporte de alto rendimiento.

La universidad está trabajando en el desarrollo de un producto completo, a través de la compañía Xsens. ya hay kits de evaluación tecnológica, pero solamente para investigación.

Fuente: GizMag

Enlaces Patrocinados
Comentarios