Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Metamaterial que oculta los objetos del tacto

Actualmente la ciencia de la invisibilidad es una de las más populares, pues existen objetos que se pueden ocultar de la luz, el calor o el sonido pero el tacto aun no se había conseguido. Ahora científicos del Instituto de Tecnología Karlsruhe han producido un polímero metamaterial que puede proteger los objetos colocados en su interior para que no parezcan estar allí en absoluto.

“Es como en el cuento de hadas de Hans-Christian Andersen sobre la princesa y el guisante. La princesa siente el guisante a pesar de los colchones. Al utilizar nuestro nuevo material, sin embargo, un colchón sería suficiente para que la princesa duerma bien”, explica Tiemo Bückmann, autor principal de la investigación.

“La precisión de los componentes combinados con el tamaño de la disposición completa fue uno de los grandes obstáculos para el desarrollo de la capa de invisibilidad mecánica.”

El metamaterial es un material cristalino estructurado con precisión sub-micrométrica que se compone de conos en forma de aguja. El tamaño de los puntos de contacto se calcula con precisión para alcanzar las propiedades mecánicas deseadas, ajustando los puntos de contacto para engañar a los sentidos donde a través de un dedo o un instrumento de medición pueden no sentirse su forma.

2014_076_KIT-Forscher_bauen_optische_Tarnkappe_fuer_den_Nebel

“Se trata de un mecanismo bastante complejo. Después de definir las propiedades mecánicas deseadas, las ecuaciones básicas físicas se invierten matemáticamente con el fin de sacar conclusiones con respecto a la estructura del metamaterial”.

Para la fabricación del polímero, se aplica el método de escritura de láser directa que evolucionaron estos investigadores en el instituto y se alcanza la precisión requerida sobre la longitud completa de la muestra de varios milímetros.

Por ahora la capa de invisibilidad mecánica representa una investigación física puramente fundamental, pero podría abrir la puerta a interesantes aplicaciones en unos pocos años, ya que permite la producción de materiales con propiedades mecánicas de libre elección. Como ejemplos, muy delgados, ligeros, y todavía cómodos colchones o alfombras que pueden ocultar cables y tuberías debajo.

Referencia: Nature

Desde la Red…
Comentarios