Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

dgfdfgdgfd

Investigadores del Orlando Health en Florida, han desarrollado una prueba de sangre capaz de detectar conmociones cerebrales hasta una semana después de sufrir la lesión en la cabeza. Un examen que proporcionaría un nuevo método de diagnostico en pacientes que no muestran síntomas inmediatos.

La conmoción cerebral es la alteración de la función del cerebro secundaria a un traumatismo, con o sin pérdida del conocimiento. Una definición más amplia sería la alteración fisiológica de la función cerebral inducida por un traumatismo manifestado por pérdida de conciencia, amnesia, alteración del estado mental, la personalidad o déficits neurológicos focales.

“Los síntomas de una conmoción, o una lesión cerebral traumática entre leve y moderada, pueden ser sutiles y a menudo se retrasan, en muchos casos durante varios días”, dijo la Dra. Linda Papa, responsable de la investigación.

Lo que realiza el análisis es la busqueda del biomarcador, conocida como la proteína ácida fibrilar glial (PAFG), marcadores que se libera en el torrente sanguíneo cuando el cerebro se lesiona.

“Si los pacientes no son diagnosticados correctamente y tratan de manera apropiada, podría dar lugar a problemas a largo plazo. Si no se trata, o sin el tratamiento las lesiones cerebrales traumáticas puede conducir a episodios prolongados con dolores de cabeza, mareos, pérdida de la memoria y la depresión”.

En la prueba que se realizaron a 600 pacientes en el Centro Médico Regional. La mitad había sufrido conmociones en accidentes de auto, caídas, deportes y otras actividades. La mayoría eran casos leves con pérdida de la conciencia, amnesia o desorientación, entre otros síntomas. Los demás habían sufrido fracturas u otros tipos de traumatismos no craneanos.

En los resultados se logro la detección de la conmoción cerebral entre leve y moderada con hasta un 97% de precisión. “No solamente estaban presentes en el torrente sanguíneo, sino que pudimos detectar niveles medibles de las proteínas hasta una semana después de la lesión”, agrego.

Avances como análisis de este tipo son relevantes ya que proporciona a los médicos una herramienta para diagnosticar fácil y correctamente, en particular a los niños, y para asegurarse de que se les trata de forma adecuada. Incluso podría ayudar a identificar a los pacientes que necesitan neurocirugía, así como reducir significativamente el uso de tomografías para diagnosticar las conmociones.

Referencia: ScienceDaily, JAMA Neurology

Desde la Red…
Comentarios