Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Material capaz de regenerarse tras sufrir un balazo

Investigadores de la Universidad de Illinois han desarrollado un material que no sólo se reparan, sino que además se regeneran. Al crear un polímero capaz de reponerse de un balazo en apenas 20 minutos, cerrando agujeros de un tamaño 100 veces más grandes que cualquier otro material creado hasta ahora.

El nuevo material tiene por dentro una especie de tubos rellenos con material curativo. Se trata de algo similar a vasos sanguíneos por los que corre un líquido en forma de gel. Cuando se rompe el material, el gel sale de los vasos, cubre la superficie dañada y después se solidifica. Una vez cerrada la herida, el material conserva en torno al 60% de su dureza original.

“Hemos demostrado cómo crear un material vascularizado para regenerar el daño usando un polímero que reemplaza la masa perdida y recupera la estructura original”, dijo Scott White, responsable de la investigación.

En el estudio el equipo demostró su sistema de regeneración en dos clases principales de plásticos comerciales: termoplásticos y termoestables, logrando sintonizar las reacciones químicas para el control de la velocidad de la formación de gel o la velocidad del endurecimiento, dependiendo del tipo de daño.

Por ejemplo, un impacto de bala podría causar una serie radiante de grietas, así como un orificio central, por lo que la reacción del gel podría ser disminuida para permitir que los productos químicos que se filtran en las grietas y endurecerlas antes.

El estudio está financiado por la fuerza aérea de EEUU, aunque no es de extrañar ya que probablemente una de las aplicaciones más directas de este tipo de materiales será usarlas en vehículos de guerra capaces de reponerse de balazos, bombazos o impactos de cohetes. Pero las aplicaciones pueden no terminar ahí y es fácil imaginar muchos usos para esta nueva generación de materiales curativos en la vida cotidiana.

“Demostramos la reparación de un sistema no viviente, con materiales sintéticos, de una manera que es una reminiscencia de la reparación por rebrote tal y como se ha visto en algunos sistemas vivos”, agrego.

En su trabajo anterior fueron capaces de crear un material capaz de volver a juntarse tras haber sido partido en dos, ahora con este nuevo avance los investigadores prevén en un futuro cercano con plásticos y polímeros con agentes regenerativos al igual que la curación biológica.

Referencia: Science

Desde la Red…
Comentarios