Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

phobos00Después de la hazaña de ir a la Luna, los seres humanos nos hemos planteado una meta por demás, compleja, llevar a una nave tripulada a Marte, posiblemente el planeta más accesible pues Venus o Mercurio, simplemente son insostenibles para la vida humana. Pero llevar a Marte seres humanos parece estar lejos de las posibilidades tecnológicas. Por ejemplo, ¿cómo se va a transportar 9 meses de alimentos para mantener a la eventual tripulación viva? ¿qué hay del agua? ¿se busca que lleguen a Marte y sobrevivan o se espera que puedan regresar a la Tierra? En el segundo caso estaríamos hablando del doble de provisiones para poder realizar semejante viaje ida y vuelta.

Quizás por el momento esta idea dle viaje tripulado a Marte sea imposible en términos prácticos. Por ello, muchos científicos piensan que los robots son una alternativa razonablemente buena, en la medida de las posibilidades tecnológicas que contamos. Por ejemplo, Japón está pensando mandar una nave no tripulada a los satélites naturales de Marte, Phobos y Deimos. De hecho, los japoneses tienen ya una historia de éxito cuando en el 2010 lograron aterrizar una nave en un asteroide, recolectar muestras y regresar a la Tierra. JAXA, la agencia espacial del Japón, espera hacer ahora lo mismo, pero en los satélites naturales, que tienen forma de papa, del planeta rojo. El plan de hecho es el mismo: llegar a las lunas de Marte, recolectar muestras y regresar a la Tierra.

La misión es aún un proyecto y no hay fondos asegurados todavía. Tampoco hay detalles de la posible sonda, de cómo sería y qué posibilidades técnicas tendría. JAXA sin embargo piensa que la misión podría lanzarse para el 2022. Si todo tiene éxito, sería la primera misión que lograría aterrizar en las lunas marcianas. De hecho, los rusos intentaron ya esto con Phobos, en la misión del 2011, Fobos-Grunt, pero la sonda chocó contra la Tierra antes que pudiese salir de la órbita.

La nueva misión podría influenciar el plan original de la NASA de poner a seres humanos en Marte para el 2030. Una posibilidad, si es que la potencial misión japonesa tuviese éxito, sería llegar con una nave tripulada a Phobos y a partir de ahí, tomar esto como un campamento base y después entonces llegar a Marte. De hecho, la Sociedad Planetaria ya había pensado antes en un plan similar.

De hecho, antes de pensar en poner personas en las lunas de Marte, parece buena idea mandar naves no tripuladas para estudiar las posibilidades de enviar seres humanos a dichas lunas. Se aprenderían sin duda lecciones importantes sobre la posible seguridad de llegar a Phobos como campamento base y además, saber qué podríamos esperar en caso de llegar primero a alguna de estas lunas.

Referencias:

Popular Science 

___
(*) La foto es un acercamiento de Phobos desde el orbitador Mars Reconnaissance

Desde la Red…
Comentarios