Quizás cuando usted era niño le gustaba atrapar mariposas y ponerlas en botellas hasta que eventualmente los insectos morían. Y quizás esto último es triste porque finalmente las mariposas son para muchos como arco iris y unicornios: creaciones inalteradas de magia y belleza. Por eso cuando nos enteramos de este dispositivo, la mariposa electrónica, decidimos que habría que hacernos de una.

Cada mariposa electrónica en una botella es en realidad una botella con un cable adentro de la misma. El cable tiene pegado a ella una mariposa falsa al final del mismo. De alguna manera, cuando alguien da golpes a la tapa o hace un sonido fuerte, la electrónica dentro de la botella (que en realidad parece ser, está en la tapa de la botella), hace que el cable se mueva. Esto crea una ilusión muy realista de una mariposa intentando volar dentro de una botella. En ocasiones, la mariposa sólo mueve sus alas. No hay manera de no quedar fascinando por la idea. Es como tener un pedazo de la naturaleza mágica que reta a la muerte. Cabe señalar que los gatos son muy atraídos a este tipo de juguetes, así que si se hace de uno de estos, póngale en un lugar que el minino no tenga acceso.

La mariposa electrónica en un frasco tapado tiene las siguientes características:

  • Se ve como una mariposa real
  • Se comporta como una mariposa real
  • Puede elegir entre cuatro diferentes tipos de mariposa
  • No muere, aunque hay que cambiar las baterías de vez en cuando
  • Responde a los golpes en la tapa de la botella
  • Solamente una mariposa por botella. No se pueden combinar
  • Usa pilas (3) tipo AAA
  • Dimensiones: 3.5 x 3.5 x 7.5 pulgadas

¿Costo? 19.90 dólares.

Fuente: ThinkGeek

Participa en nuestra encuesta:
Enlaces Patrocinados
Comentarios