Máquina que convierte el sudor en agua potable

El agua potable es un recurso muy limitado para muchas regiones del mundo y los diferentes métodos existentes para obtenerla son muy costosos. Por lo que ahora con el apoyo de la UNICEF el ingeniero sueco Andreas Hammar ha desarrollado la primera máquina capaz de convertir el sudor en agua potable, donde según su creador es más limpia que el agua del grifo.

En el mundo 2.5 mil millones de personas no tienen acceso a agua potable y de estas 450 millones de personas pertenecen a África, por lo que el dispositivo, elaborado para UNICEF, busca promover una campaña que hace hincapié en que el agua es un derecho al que millones de personas no tienen acceso.

El dispositivo extrae el sudor de la ropa para convertirla en agua potable, la maquina hace girar a la ropa y la calienta para eliminar el sudor. El vapor que se desprende de la ropa caliente pasa por una membrana, diseñada especialmente para separar las moléculas de agua.

La parte fundamental del dispositivo es un nuevo componente de purificación de agua desarrollado por una compañía llamada HVR Water Purification en colaboración con el Instituto Real de Tecnología de Suecia.

Máquina que convierte el sudor en agua potable

“Utilizamos una sustancia que es parecida al Goretex (un material que se usa mucho en ropa deportiva) y que deja pasar el vapor pero mantiene las bacterias, sales, fibras de ropa y otras sustancias”, explicó el diseñador.

“La cantidad de agua que produce depende del sudor que genera cada individuo, pero la camiseta de una persona por lo general produce 10 ml [0,3 oz] de sudor, que es aproximadamente un sorbo”, agregó.

Actualmente, más de 1.000 personas han bebido este líquido, aunque su principal limitante es la producción de sudor, pues la demanda de sudor es mayor que la oferta.

Por lo que aunque este ha ayudado a aumentar la conciencia sobre el problema, como lo plantea UNICEF, su producción en masa no es viable por ahora, pero su principio puede ser utilizado para otras aplicaciones que podrían ser estudiadas.

Referencia: UNICEF

Participa en nuestra encuesta:
Enlaces Patrocinados
Comentarios