Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Lo86891_main_full

La manipulación de un gen ha permitido a científicos del Memorial Sloan Kettering Cancer Center detener el avance del cáncer, restaurando el tejido a su funcionamiento normal en cuatro días, eliminando los tumores dos semanas después y todo rastro del cáncer a tan solo seis meses del tratamiento.

La manipulación genética se encamina a ser una posibilidad real contra el cáncer a diferencia de los tratamientos actuales como la quimioterapia, muy criticada por sus efectos secundarios sobre el organismo.

En la investigación lograron frenar la expansión de una variante de cáncer de colon en grupos de ratones con la activación de un único gen supresor tumoral llamado APC (Adenomatous Polyposis Coli), del que se sospecha hace tiempo que es una de las causas de la aparición del cáncer de colon, así como de la poliposis adenomatosa familiar.

Las mutaciones esporádicas en este gen, que causan variedades tumorales no hereditarias, están presentes en la mayoría de tipos de cáncer de colon, si bien se desconocía su papel en fases posteriores de la enfermedad.

Para inducir la enfermedad a los ratones, los investigadores bloquearon el gen APC. De esta manera, se activaron las vías de señalización WNT, cuyas mutaciones se cree tienen un papel importante en el desarrollo de distintos tipos de cáncer, algo que se demostró en este caso.

Cuando el gen APC fue reactivado, la actividad de las vías volvió a niveles normales, lo que llevó a la supresión de las células tumorales y el retorno de las funciones habituales de las células intestinales.

fx1

Sin embargo los efectos de la reactivación del APC no se detuvieron ahí. Después de frenarse el desarrollo de los tumores, estos empezaron a retroceder o reintegrarse en el tejido normal. A las dos semanas, el proceso se había completado, y después de un seguimiento de seis meses los investigadores concluyeron que no quedaban más signos de la enfermedad en los organismos.

“Los tratamientos para cáncer de colon implican quimioterapias que son tóxicas y poco efectivas. Si podemos descubrir qué tipos de mutaciones y cambios son clave en el desarrollo de tumores, estaremos preparados para desarrollar los tratamientos más adecuados para cada tipo concreto de cáncer”, dijo Scott Lowe, responsable de la investigación.

La OMS estima que en el mundo se diagnosticarán casi 22 millones de casos de cáncer en 2030, frente a 14 millones en 2012, debido a un fuerte incremento de la enfermedad en los países en desarrollo. En ese mismo lapso, las muertes por cáncer pasarán de 8,2 millones a 13 millones por año.

Actualmente el cáncer sustituyó a las enfermedades cardiovasculares como causa principal de muerte. Entre los hombres el cáncer más común es el pulmonar (16,7% del total de casos en el sexo masculino); le siguen el cáncer de próstata (15%) y el colo-rectal (10%). Entre las mujeres, el más frecuente es el cáncer de mamas (25,2%), seguido por el colo-rectal (9,2%) y el pulmonar (8,7%).

Referencia: Cell

 

 

Desde la Red…
Comentarios