Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Aunque parezca sacado de la serie de Breaking Bad, no lo es, es la vida real. Un maestro ha sido suspendido en una pequeña escuela en Ontario, Canadá (Erin Mills Middle School) por dar instrucciones de cómo hacer metanfetaminas a sus alumnos. Lo curioso del caso es que no era el maestro de química, sino el profesor de arte. 

La noticia se dio a conocer luego de que una mamá, Delight Greenidge, pusiera una queja cuando su hijo de 13 años llegó con una hoja impresa con las instrucciones para fabricar drogas para su clase de actuación. Según las declaraciones, el maestro intentaba que los alumnos actuaran de forma asustada cuando estaban fabricando la droga y de forma feliz cuando se la inyectaban.

Como era de esperarse el maestro quedó suspendido inmediatamente luego de que el problema escalara a las autoridades. Lo increíble del caso fue el que profesor realmente creyera que estaba bien darles este tipo de tarea a los estudiantes.

Cuando cuestionaron a la escuela acerca de los métodos de enseñanza de los maestros, ésta dio la siguiente declaración:

“El currículum es el currículum, pero la forma en que los maestros dan su asignatura depende de ellos, aunque evidentemente tenemos ciertos lineamientos a seguir para las clases”. 

A su vez mencionó que no podía hablar sobre la decisión del docente para impartir de esta forma su clase, pero sin lugar a dudas fue inapropiado e impactante.

Uno de los datos más asombrosos de este caso es que se haya dado en uno de los países que mejor fama tiene en cuanto al comportamiento de sus ciudadanos. Por lo general escuchamos hablar de los canadienses como gente muy amable y tranquila, aunque siempre hay alguno pasado de listo que rompe la estadística.

Referencia: Gizmodo, CBC

Desde la Red…
Comentarios