Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

La Agencia Espacial Europea (ESA por sus siglas en inglés) y la empresa Alenia Space, han firmado un contrato para llevar a la misión ExoMars 2020 al planeta rojo. Se espera que la sonda sea lanzada en el 2020 y la firma del contrato autoriza el desarrollo final, la construcción y las pruebas de los componente europeos que estarán en el carrito robótico que llegará a la superficie marciana.

Se incluye también el paracaídas, el radar, la unidad de medidas inerciales, los elementos de radio en UHF (Ultra Alta Frecuencia) así como el software y hardware de la computadora que llevará la nave.

Esta misión conjunta se puso en riesgo cuando hace poco, este mismo año, falló la nave ExoMars 2016, que llevaba al módulo Schiaparelli, el cual se estrelló en la superficie de Marte. Esta misión tenía como objetivo probar la tecnología para la misión del 2020. Para colmo, hubo un recorte de unos 425 millones de dólares en noviembre pasado y si todo esto fuera poco se tiene un retraso de dos años debido a problemas en Roscosmos.

El propósito de las misiones ExoMars es la de actuar como una demostración tecnológica para misiones futuras del espacio profundo, con un énfasis en la cooperación de Rusia con Europa. La misión ExoMars 2020 usará un robot con ruedas, parecido al Curiosity de la NASA, el cual explorará la región ecuatorial del planeta rojo, donde se presume hay indicios de vida en el pasado. Todo el sistema tiene un módulo ruso para descender y un módulo para transportar la sonda a Marte.

ExoMars 2016, que llevaba a la nave Schiaparelli, debió haber llegado el 19 de octubre de este año y su misión era la de estudiar la atmósfera marciana con un énfasis especial para hallar restos de metano, un indicador clave de la actividad biológica. Otra de sus tareas era ser un puente de comunicación con el vehículo ExoMars 2020 así como otras misiones en la superficie marciana.

La ESA ha dicho que los modelos estructurales de la nave que llevará al carrito en el 2020 estarán listos para febrero del 2017. La región más probable para aterrizar en Marte será Oxia Planium, pero aún en realidad no se ha determinado con precisión.

“ExoMars es una piedra angular en el programa de exploración de la ESA”, comenta David Parker, director de la exploración robótica y de los vuelos con seres humanos en la ESA. “Usando su minilaboratorio para búsqueda de vida, así como su avanzada tecnología robótica, la misión explorará el planeta rojo en busca de nuevas evidencias que respondan las preguntas que han fascinado a la humanidad por siempre”.

Si todo sale como es debido, la nave se lanzaría para julio del 2020 y el viaje a Marte se llevaría unos 9 meses, aproximadamente.

Referencias: ESANew Atlas 

Desde la Red…
Comentarios