Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

El biólogo de la Universidad de California, en Berkeley, Michael Eisen, estaba tratando de comprar una nueva copia de un libro de biología en Amazon.com, cuando algo lo detuvo: el costo anunciado era de ¡1,730,045.91 dólares!… Había dos ejemplares a la venta, uno en condición de “nuevo” mientras que el precio del otro ejemplar era de 2,198,177.95 dólares.

Eisen escribió en su blog sobre el asunto, pensando que los precios eran anomalías de un día, la cual sería corregida por los que vendían el libro en Amazon, “bordeebook” y “profnath“. Pero para su sorpresa, los precios seguían subiendo día con día.

Un día Eisen descubrió que la copia ofrecida por bordeebook era 1.270589 veces el precio de la copia ofrecida por profnath. Así que claramente al menos a uno de los vendedores se le estaba asignando el precio de forma algorítmica, en respuesta a los cambios en el precio del otro libro. Vigilando contínuamente estos cambios, Eisen llegó a la conclusión de que había un patrón en el asunto: Un día profnath puso su precio en 0.9983 el precio de bordeebook. Entonces los precios se mantuvieron muy cercanos por muchas horas, hasta que bordeebook  “notó” que profnath había cambiado el precio y entonces elevó el suyo en 1.270589 veces el precio más alto de profnath. Este patrón se mantuvo de manera perfecta por toda una semana.

Pero aún había algunas interrogantes: ¿Por qué ellos estaban haciendo esto? y ¿y cuánto tiempo pasaría hasta que se dieran cuenta de ello? Eisen se sorprendía de cómo los libros incrementaban día con día su estratosférico precio y además, supo que los que venden a través de Amazon usan un algorimo para calcular el precio (algo que Amazon ha hecho desde hace mucho a gran escala), y en donde hay un buen número de compañías que ofrecen algoritmos de precios/servicios para quienes venden sus productos. Ambos, profnath y bordeebook claramente estaban usando un algoritmo para calcular el precio que no había contemplado ningún tipo de verificación en los precios que producía. Aparentemente los distribuidores estaban en un ciclo infinito, basando su precio uno en términos del otro. Cuando un vendedor incrementaba el precio, el otro le seguía, lo cual causaba que el primero volviese a incrementarlo y así se caía en un ciclo sinfín.

Eventualmente bordeebook listó “The Making of a Fly” (La Creación de una Mosca), en ¡23,698,655.93 dólares! ¡Increíble!

El 19 de abril, alguien notó que algo andaba mal y el precio bajó a 106.23 dólares. Predeciblemente, escribio Eisen, el precio del libro de bordeebook cayó a 134.74 dólares: 1.27059 veces el precio de lista de profnath. Así pues, la moraleja de esta historia es que los precios en Amazon pueden ser inflados artificialmente y fácilmente manipulables.

Lo más fascinante sobre todo esto fue las infinitas posibilidades para el caos y  las travesuras. Parece imposible pensar que tropezamos con el único ejemplo de este tipo en un incremento en precio en espiral“, escribió Eisen.

Pronto me di cuenta que estaba pasando aquí y con quienes hablé del tema no pudieron ayudarme, pero empezaron a pensar en formas de explotar nuestra habilidad para predecir cómo otros distribuidores etiquetan los precios de sus libros hasta el 5 dígito, especialmente cuando no se presta suficiente atención en los algoritmos que usan para poner los precios“, escribió Eisen.

Fuente: SeattlePi

Desde la Red…
Comentarios