Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

patrones-android00

Una de las cuestiones más importantes en estos últimos años es la privacidad. Hoy en día tenemos muchísima información personal en nuestros teléfonos inteligentes y si se nos pierde el dispositivo, o nos lo roban, podríamos estar en problemas. Por ello, alguien salió con este programa que permite bloquear el teléfono y sin necesidad de teclear una contraseña, podemos activarlo a través de un patrón de desbloqueo.

El asunto funciona así: El sistema de patrones presenta nueve círculos, en una malla de 3×3. El usuario del teléfono define su patrón de desbloqueo presionando con el dedo en uno de los círculos y moviendo su dedo a través de los otros círculos. Eso lo recuerda el sistema y la siguiente vez que uno quiere acceder al teléfono, basta con poner el dedo y repetir el patrón correcto para desbloquearlo.

Y aunque la idea parece interesante y además, más difícil de romper en caso de que alguien quiera saber nuestro patrón de bloqueo, pues al contrario de las claves o contraseñas, en muchas ocasiones se pueden encontrar a través de la ingeniería social, resulta que no es así. Por ejemplo, si tenemos que poner una clave numérica de cuatro cifras quizás pongamos el día y mes de nuestro cumpleaños o bien, 1234, por ejemplo. Pues bien, un estudio muestra que la mayoría usa también patrones de desbloqueo muy sencillos, lo cual hace que este sistema de privacidad del usuario tampoco funcione como esperaríamos que lo haría. Tal vez el problema es que somos demasiado predecibles.

Una noruega llamada Marte Loge ha analizado 4 mil de estos patrones de desbloqueos, la forma más común de asegurar un teléfono Android, como parte de su tesis universitaria. La estudiante halló que el 77% de los 4 mil patrones analizados empieza en alguna esquina. Casi la mitad (el 44%) lo hace concretamente desde la esquina superior izquierda. Pero ahí no acaban sus hallazgos. Por ejemplo, más del 10% de los patrones dibuja una letra, la cual es casi siempre la inicial del usuario o de un ser querido. De acuerdo a los trabajos de Loge, esto reduce a unos cien casos las posibles combinaciones yun intruso podría tener un 10% de probabilidades de adivinar el patrón (las cuales podrían incrementarse en caso de que dicha persona conozca a la víctima y a su entorno).

También se estudió la media de círculos que atraviesan los patrones analizados y el total es de 5, lo que reduce a unas 7,152 las combinaciones posibles. Sin embargo, mucha gente usa cuatro círculos para crear su patrón, por lo que solamente hay 1,624 combinaciones. Hacer un patrón de 6 círculos hace que las combinaciones se incrementen a 26,016 combinaciones.

patrones-android01Así pues, la realidad es que la mayoría de las personas no usan un patrón de desbloqueo complicado, sino que buscan finalmente que sea fácil de recordar y usar. Probablemente cuando se impongan las medidas biométricas estas dificultades desaparecen en un buen porcentaje. Mientras tanto, quien de verdad le interese su privacidad, deberá aplicarse a poner patrones más complejos. No parece haber una solución fácil al menos por el momento.

Referencias:

ArsTechnica 

Desde la Red…
Comentarios