jurassicworld00

Cuando se hizo la película “Viaje Fantástico”, con Rachel Welch, que trataba de una serie de personajes que eran miniaturizados para entrar en el cuerpo de un hombre y llegar al cerebro del mismo para quitarle un tumor o un coágulo, llamaron a Isaac Asimov para que los asesorara. Asimov sabía que mucho de lo que ocurría era ficción y no puso muchos reparos en los detalles científicos, como por ejemplo, si es posible miniaturizar o agrandar a los seres humanos. Pero finalmente es un filme hollywoodense y su misión es, en última instancia, entretener.

Ahora se anuncia ya, con unos seis meses de adelanto, la película Jurassic World, que viene a ser una secuela más de la exitosa película de Steven Spielberg, Jurassic Park. Los creadores de este nuevo filme han soltado a cuentagotas el “traíler” de la película pero finalmente ya está aquí. Sin embargo, los paleontólogos que lo han visto ya están casi horrorizados por las inexactitudes que presenta este nuevo filme.

Por ejemplo, Brian Switek, autor de “My Beloved Brontosaurus”, no está de acuerdo con la premisa básica del film (que es la de crear dinosaurios genéticamente modificados) y además, le parece que algunos de ellos -carnívoros- tengan pulgares. Dice Switek: “Del traíler se ve que los monstruos gigantes de #Jurassic World tienen pulgares. Yeah, un gigantesco e inteligente dinosaurio, carnívoro, con pulgares suena como una GRAN idea”. Y no le falta razón, pues los pocos dinosaurios que conocemos con pulgares, como el Iguanadón, eran herbívoros y utilizaban dichos pulgares como herramientas prensibles rudimentarias para acercarse el alimento.

Por su parte Darren Naish, un zoólogo británico, ha mencionado un tema que ni siquiera se toca en el filme aparentemente, las plumas. Muchos dinosaurios probablemente tenían plumas pero esto cambió desde que en 1993 Spielberg hizo su película, reescribiendo la historia del mundo. En todo el tráiler de Jurassic World no hay una sola referencia a los dinosaurios con plumas pero parece esto no importarle a nadie y menos a los productores del filme.

Estas quejas sin duda son válidas, pero de nuevo, ¿cuál es el límite de la ciencia y cuál el de la ficción? Por ejemplo, la película Gravity, a decir de muchos astrofísicos, está lejos de ser tan realista como se presenta en la pantalla. Sin embargo, la motivación de las películas de Hollywood es al final del día entretener ¿no? Lo malo a la larga es la percepción que nos muestran de las cosas. Recordemos la película “Tiburón”, en donde finalmente a los escualos se les ha estereotipado como animales perversos y come hombres, cosa que está lejos de ser verdad.

Referencias:

Gizmodo

Enlaces Patrocinados
Comentarios