astronuatas00

Cuando los astronautas van al espacio, no solamente les afecta la pérdida de masa muscular (por eso en el transbordador espacial hay ya manera de ejercitarse), sino que además, de acuerdo a una nueva investigación, sus corazones están también en riesgo. Parece ser que en el espacio la forma de los mismos se vuelve más esférica.

Estudios previos habían mostrado que los astronautas están sujetos a una serie de dificultades de salud cuando pasan mucho tiempo en el espacio, incluyendo pérdidas en la densidad de los huesos, pérdidas en la masa muscular e incluso, anomalías en la visión. Ahora se ha hallado (basándose en un estudio hecho a 12 astronautas), que pudiesen padecer complicaciones en sus corazones. Esto es importante si consideramos que se sigue pensando en la eventual misión para llevar a un hombre a Marte, lo cual está asociado a un incremento en problemas potenciales que podrían tener en su salud los astronautas encargados de dicha misión. Igualmente, el estudio podría dar más luz sobre el mantenerse en situación de ingravidez por 18 meses o más.

“El corazón no trabaja tan duro en el espacio, lo cual es lo que provoca pérdida de masa”, indica el médico James Thomas, científico que hace ultrasonido en la NASA e imágenes cardiovasculares. “Puede haber consecuencias serias después de regresar a la Tierra, por lo cual estamos tomando medidas que permitan contraatacar estas posibles dificultades”.

Para mantener al corazón saludable en el espacio, los astronautas necesitarán saber el tipo y cantidad de ejercicio que deberán realizar para garantizar su seguridad en viajes prolongados en el espacio. Thomas hizo notar que los regímenes de ejercicio para los astronautas podrían ayudar a las personas en la Tierra que tienen limitaciones físicas para mantener un corazón saludable.

Para el estudio en cuestión, los investigadores entrenaron a 12 astronautas a tomarse imágenes de su corazón usando máquinas de ultrasonido, instaladas en la Estación Espacial Internacional. Los doce astronautas dieron datos sobre la forma de sus corazones antes y después de las misiones espaciales.

Los resultados mostraron que el corazón se vuelve más esférico por un factor de 9.4%. esto es lo que los científicos habían predicho usando modelos matemáticos en el proyecto. El equipo cree que los modelos, desarrollados específicamente para estos estudios, podrían dar a los doctores un mejor entendimiento de las condiciones vasculares de sus pacientes en la Tierra incluso.

“Los modelos predicen los cambios observados en los astronautas de manera casi exacta. Esto nos da confianza para ir un paso más allá y hacer modelos que sean más aplicables a las clínicas en la Tierra, por ejemplo, prediciendo lo que pasa al corazón bajo diferentes esquemas de tensión”. Y agrega: “Los modelos podrían ayudarnos a simular las patologías halladas y para entender el impacto de la función cardiaca”.

Sin embargo, previamente se había hallado que algunos astronautas sufren de una variedad de efectos cardiacos después de regresar a la Tierra: hipotensión ortostática, por ejemplo, donde los astronautas se desmayan cuando ocurre una caída súbita en la presión sanguínea cuando se quieren ponerse de pie. Hay arritmias que pueden ocurrir incluso durante el viaje espacial. Se teme también de que la exposición a la radiación acelere la asterosclerosis.

Referencias:

Redorbit

Participa en nuestra encuesta:
Enlaces Patrocinados
Comentarios