El cine en 3D, es algo que parece será ya algo cotidiano ¿no? Pero en ocasiones una película 3D nos causa dolores de cabeza e incluso nausea… y entonces la diversión se termina. Peor aún, a la mayoría de tus amigos les gustan las películas tridimensionales aunque haya versión en 2D. ¿Qué hacer entonces? ¿Irse a la sala 2D sólo y dejar a los amigos en la sala 3D? Parece ser que la solución la trae ThinkGeek, y se trata de unos lentes que convierten una película en 3D en 2D.

Los anteojos De-3D eliminan el efecto tridimensional de las películas, permitiendo verlas en las dos dimensiones tradicionales. ¿Cómo trabaja? En las películas 3D típicas, dos imágenes se despliegan sobrepuestas en la pantalla del cine (separadas por seis grados). Los anteojos 3D filtran esas imágenes permitiendo que una de ellas se vea con un ojo y la otra imagen con el otro. La diferencia entre ambas imágenes crea el efecto 3D y con ello la necesidad de que el cerebro “pegue” ambas imágenes para dar la ilusión tridimensional. Es por ello que muchas veces estas películas causan dolor de cabeza en mucha gente. Los lentes De-3D están precisamente diseñados para eliminar la imagen de la izquierda y así ver con ambos ojos la imagen de la derecha. Se halló en una prueba científica que ver una película 3D con el ojo derecho tuvo más acción consistentemente que cuando se hizo el experimento con el ojo izquierdo. Sorprendente pero real.

Así entonces, la siguiente vez que vaya al cine 3D con sus amigos, saque sus lentes De-3D y podrá compartir la sala cinematográfica sin sufrir mareos, nausea o dolor de cabeza.

Las características de este producto son:

  • Convierte películas en 3D a 2D para quienes el efecto les causa trastornos
  • Funciona con las películas 3D convencionales que se ven en el cine actualmente.
  • Se pueden poner encima de los anteojos normales, para aquellos que los necesitan

¿El costo? 14.99 dólares

Fuente: Think Geek

Enlaces Patrocinados
Comentarios