reading-child

Vivimos en la era de la tecnología y no es nada nuevo que todos queramos tener acceso a ella; sin embargo el uso de ciertos dispositivos en exceso puede afectar al desarrollo de algunas personas, sobre todo en un entorno social cambiante como en el que vivimos.

Seguramente alguna vez hemos visto que los padres de familia les reparten dispositivos móviles a sus hijos como si fueran la comida de ese día, ya sea en el coche, en el restaurante e incluso en la casa.

Según Shane Bergin, de la Universidad de Dublín, esta práctica puede hacer que los niños sean menos curiosos del mundo. También asegura que cuando un padre de familia le lee un libro o algún escrito a sus hijos no solo les está contando una historia, sino que también actúan como “pizarrones sonoros” cuando el niño no entiende alguna parte de la historia o alguna acción de los personajes.

La “lectura dialógica” se encarga de unir las ideas y los mundos tanto del papa, como del hijo para enriquecer el lenguaje que el niño está aprendiendo. Esto genera que el niño sea por naturaleza más curioso con su entorno y con la lectura que está escuchando en ese momento.

Bergin también menciona que los libros son un objeto que es protegido por lo niños, además de que un libro siempre será un libro, no tiene otra función, está hecho para ser leído. En cambio un dispositivo móvil puede convertirse en muchas cosas; una tablet puede ser una televisión o una consola de juegos.

Los libros tal vez no ofrezcan una experiencia de interfaz única como lo hace un teléfono celular o una computadora, pero creará un pensamiento y un vínculo crítico y curioso sobre el mundo en el que el niño vive.

Entretener a los niños con estos equipos es una decisión de los padres, pero es importante que ellos también sepan el tiempo que sus hijos pueden y deben estar frente a ellos, ya que esto genera uno de los problemas más grandes de nuestros tiempos: la tolerancia tan baja a la frustración, esto por el hecho de tener toda la información inmediata en la palma de sus manos.

Referencia: Business Insider

Enlaces Patrocinados
Comentarios