Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

En las últimas décadas las mujeres han jugando un papel cada vez más importante en la investigación científica. Sin embargo, de acuerdo a “Keeping Women in the science Pipeline“, un estudio reciente de la Universidad de California, en Berkeley, los investigadores han hallado que a pesar de que más del 50% de los doctorados que se otorgan son para mujeres, parece ser que son más susceptibles de dejar la profesión que su contraparte masculina. Esto, combinado con una creciente demanda por profesionales con talento en Europa y Asia, pone en peligro el primer sitio de los Estados Unidos en lo que respecta a la ciencia.

Los autores de este estudio recolectaron información de fuentes múltiples y realizaron encuestas en 62 instituciones académicas, en donde hallaron diferencias considerables entre hombres y mujeres en lo que respecta a los puestos académicos de alto valor. Por ejemplo, las mujeres casadas con niños pequeños están 35% menos dispuestas a aceptar un puesto académico de tiempo completo que los hombres, después de recibir un doctorado en ciencias.

Más aún, las mujeres casadas con hijos están 27% menos dispuestas que los hombres a recibir un puesto académico. Por otra parte, las mujeres solteras sin hijos pequeños son tan exitosas como los hombres casados con hijos en lo que se refiere a aceptar puestos académicos de importancia (y tiempo completo).

De acuerdo al reporte, ambos, hombres y mujeres ven con menos interés los puestos académicos mencionados que otros puestos más acordes con la vida familiar, es decir, que ante las responsabilidades de estos puestos, la familia queda relegada.  De hecho, solamente el 46% de los hombres y el 29% de las mujeres calificaron como “algo” o “muy” amigable con la familia, a las instituciones académicas. Muchas horas de trabajo y la maternidad fueron los problemas más citados.

El mundo académico necesita adoptar políticas más acordes con el mundo familiar de los propios académicos así como dar más oportunidades para las posiciones de importancia en el mundo académico a las mujeres.  El reporte concluye con: “Los investigadores norteamericanos no reciben suficientes beneficios en términos de sus familias“, y agregan: “la Academia necesita ser más flexible […] La investigación en las universidades necesita ver hacia la construcción de un entorno más amigable a partir de un paquete de políticas y beneficios“.

Fuente: Communications of the ACM. Vol. 54/Marzo 2011.

Desde la Red…
Comentarios