Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Un raro pájaro llegó a a Universidad de Michigan: un robot de dos patas llamado Cassie, que a decir de los investigadores que lo crearon, podrían ayudar en casos de catástrofes naturales, sobre todo en las maniobras de rescate.

Cassie no es sin embargo un robot volador. Parece simplemente la mitad inferior de un pájaro. Pesa unos 30 kgs. y no tiene plumas o cabeza. Sin embargo, las patas están ligadas a un pequeño torso que contiene motores, computadoras y baterías, por lo que es capaz de caminar sin asistencia de terceros por cualquier tipo de terreno.

Cassie de pie mide 1 metro, aproximadamente cuando sus patas están totalmente extendidas. Fue construido por la empresa Agility Robotics, de Albany, Oregon, que fue comprado por los investigadores de Michigan, usando dinero de becas de la Fundación Nacional de Ciencias de los Estados Unidos, así como del Instituto de Investigaciones de Toyota. Y aunque otras instituciones han adquirido modelos similares, el equipo de Michigan está emocionado porque su versión incorpora algoritmos de última generación en el robot, como lo indica Jessy Grizzle, Directora de Michigan Robotics: “Estos algoritmos hacen ver a nuestra vieja matemática como un juego de niños”, dice.

Cabe decir que a pesar de lo emocionados que puedan estar los investigadores, algunas tareas que bien podría hacer el robot están aún en el terreno de la ciencia ficción. Por ejemplo, el “buscar y rescatar” es un problema difícil y sirve como un esquema para los problemas no resueltos en robótica. Como indica el CEO Damion Shelton, de Agility Robotics, “es difícil incluso especular si un robot podría usarse para esos propósitos”.

El robot que mantendrá los anaqueles del supermercado bien abastecidos

Otras aplicaciones podrían ser mostradas pronto, de acuerdo a Shelton, en donde menciona que el robot es capaz de caminar alrededor de un perímetro de un sitio industrial creando un escaneo 3d, cosa que podría pasar en menos de dos años para ser una realidad.

Desde la Red…
Comentarios