Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Hace apenas pocos meses, Intel develó sus planes para redefinir el concepto de la PC alrededor de un chasis ultra delgado, ultra ligero (que recuerda mucho a la MacBook Air) y con un procesador de bajo consumo de sólo 15W. Las reacciones a este anuncio entre los fabricantes de equipo de cómputo no se hicieron esperar y fueron de todo tipo. Considerando todas las ventajas teóricas, el precio es la preocupación más importante. La MacBook Air tiene como precio base $999 dólares, lo cual es prácticamente el doble del precio promedio de una laptop PC.

Intel ha trabajado con sus socios para resolver los peros que la idea ha enfrentado y acaban de mostrar las especificaciones de la ultrabook, la cual tendrá 21 mm de grosor y costará entre $475 a $650 dólares. Un modelo más delgado (18 mm de grosor), tendrá un precio que va de $493 a $710 dólares. Estos números representan el costo de los componentes dentro de los sistemas, no el costo adicional de armar, probar, anunciar y distribuir las unidades, por lo que el costo podría subir un par de cientos de dólares (lo cual no parece ya tan atractivos los precios al consumidor, pero en fin).  Al contrario de las netbooks, las Ultrabooks buscan incidir en el nicho de los consumidores de notebooks con pantallas que van de 11 a 17 pulgadas.

De acuerdo a DigiTimes, los nuevos sistemas usarán componentes en módulos en lugar de soldarlos directamente a la tarjeta madre. Otros reportes indicaron que Intel y sus socios han investigado las alternativas a los chasis basados en aluminio. Aparentemente una alternativa a considerar son los chasis de aluminio-magnesio aunque también se espera que otros materiales, como la fibra de vidrio, dominen el segmento de las Ultrabooks.

Ya se piensa que las ultranbooks bien podrían atacra el nicho de las tablets, en donde se anunciarían estos sistemas como “con todas las ventajas de las tablets (peso y tamaño) y el poder de cómputo de una notebook tradicional“. Por otra parte, estas nuevas notebooks son la respuesta a una demanda por productos basados en la idea de la netbook. Cuando estas últimas hicieron su debut, los consumidores las adquirieron en gran número. Esto fue en parte debido a la necesidad de hacerse de equipos económicos que tuviesen más capacidad de batería y mayor portabilidad.

Sin embargo, las ventas de las computadoras basadas en Atom, que es el procesador líder de las netbooks, ha caído el año pasado debido principalmente a la recuperación de la economía. Así, Intel ha decidido introducir plataformas basadas en Atom más avanzadas para competir en el espacio de los dispositivos de mano y móviles. Las ultrabooks podría ser la estrategia de la compañía para dar los mismos beneficios del Atom sin necesidad de que los usuarios sacrifiquen algo en el desempeño.

Fuente: hot hardware

Desde la Red…
Comentarios