aterui00
El Centro para la Astrofísica Computacional (CfCA) opera supercomputadoras para hacer simulaciones astronómicas. La Cray XC30 llamada “ATERUI”, instalada en el campus NAOJ MIzusawa en abril del 2013, es la cuarta generación de supercomputadoras para simulaciones numéricas, que es parte del Observatorio Astronómico Nacional del Japón. Este es un sistema masivamente paralelo escalar. Tiene un pico teórico de unos 502 teraflops (operaciones de punto flotante) y es considerada la computadora más rápida del mundo dedicada a simulaciones astronómicas. Este tipo de máquinas ha acelerado nuestro entendimiento en varios campos de la astrofísica, pero los requerimientos de los astrónomos siempre siguen creciendo, siempre quieren más.

Respondiendo a esta demanda creciente, ATERUI ha tenido una “cirugía mayor” y se le ha introducido un nuevo “cerebro” este 11 de septiembre pasado. En esta operación, los viejos CPUs fueron reemplazados por nuevas unidades. El número de gabinetes se hizo menor, de 8 a 6, y las interconexiones entre los CPUs fueron reconectadas. Y aunque el número de gabinetes disminuyó, el pico teórico se dobló aproximadamente, es decir, de 502 Tflops pasó a 1058 Tflops, esto significa que la computadora actualizada puede hacer un billón de cálculos por segundo (billones a la mexicana). ATERUI se ha convertido en la primera supercomputadora de petaflops operada por NAOJ.

Las operaciones de ATERUI se reiniciaron el 1 de octubre del 2014 y unos 127 investigadores la han estado ya usando intensivamente. Se incluye no sólo a los estudiantes graduados e investigadores del NAOJ, sino a las universidades y otros institutos de Japón, así como a japoneses investigando fuera del país. ATERUI corre varias simulaciones: la formación de los planetas, el nacimiento y muerte de las estrellas, la actividad del Sol, la evolución de los agujeros negros, la formación de las galaxias y clusters de galaxias así como la gran estructura del Universo.

Por ejemplo, en simulaciones de supernovas y estrellas binarias de neutrones, debe considerarse la complicada física de altas energías. Estas simulaciones necesitan muchísimo poder de cómputo y la nueva ATERUI podrá conducir simulaciones más realistas para estos fenómenos complicados. Además, se reducen los tiempos en los cálculos y dan un comportamiento más preciso de los problemas. La nueva ATERUI será capaz de seguir el movimiento del gas interestelar y el plasma.

El Profesor Eiichiro Kokubo, director del proyecto CfCA dice “Las supercomputadoras para investigaciones asteronómicas se llaman telescopios para la astronomía teórica, porque pueden ilustrar fenómenos astrofísicos que los telescopios no pueden ver. Nuevas visiones del Universo jamás vistas antes pueden ser reveladas con simulaciones más realistas usando la nueva ATERUI”.

Referencias:

NAO
Asstronomy Now

Enlaces Patrocinados
Comentarios