Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

El espacio puede ser la última frontera, pero de acuerdo con un reciente estudio de la NASA, los científicos ya se encuentran evaluando sus patrones.

Expertos en la materia calcularon los patrones de las tormentas de Marte con el manejo de los datos de temperatura en lugar de los movimientos de polvo visibles. El indicador presenta la ventaja de ofrecer información precisa, incluso en momentos en que se reducen los niveles de polvo.

Los orbitadores de Marte de la NASA giraron alrededor de Marte durante seis años hasta que los investigadores decidieron que tenían suficientes datos. La agencia espacial ha estado desplegando y usando orbitadores en todo el planeta rojo desde 1997. Las observaciones revelan que tres grandes tipos de tormentas de polvo regionales suceden de forma secuencial.

El patrón tiene lugar en momentos idénticos aproximadamente cada año, lo que afecta el hemisferio sur durante el verano y la primavera marciana. Cabe recordar que los años en Marte toman cerca de dos años en el tiempo de la Tierra.

A medida que el polvo en la atmósfera del planeta rojo se calienta, diferencias de temperatura de hasta 35 grados centígrados pueden ocurrir entre el aire limpio y el aire polvoriento. El calentamiento tiene un impacto directo en los vientos planetarios, lo que lleva a un movimiento a la baja, que calienta el aire cerca de las regiones de polvo calentado.

Al observar las variaciones de temperatura, los investigadores pueden observar los efectos acumulativos que tienen las tormentas de polvo en el planeta, tanto directa como indirectamente. Los científicos estudiaron los datos de temperatura de una capa situada a unos 25 kilómetros por encima de la superficie de Marte. Los datos de clima del planeta rojo se obtuvieron mediante observaciones en el infrarrojo para evaluar la temperatura atmosférica.

La comprensión de los movimientos del aire atmosférico de Marte está todavía en pañales. Cabe señalar que los descubrimientos no son aplicables a las tormentas locales, que son demasiado poco profundas para hacer una diferencia en el cielo de Marte o de las tormentas globales que involucran a todo el planeta.

Las tormentas de gran escala suelen tener lugar durante el verano en el hemisferio sur de Marte. Una vez iniciadas, las tormentas más grandes pueden durar semanas o meses. De manera similar a la Tierra, las estaciones en Marte son generadas por la inclinación del planeta. Sin embargo, la inclinación del eje de Marte mantiene una parte del planeta más cercana al sol, por lo tanto es significativamente más caliente.

Una de las principales razones para la investigación de la atmósfera de Marte es garantizar la seguridad de las misiones futuras en el planeta. De acuerdo con un informe de febrero de la NASA, ya están trabajando en un nuevo sistema de propulsión que podría reducir drásticamente el tiempo de viaje interplanetario.

Referencias: NASA, Engadget

Desde la Red…
Comentarios