Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

El Universo es vasto y probablemente el ser humano apenas ha atisbado un par de puntos interesantes para ser estudiados. Uno bien podrían ser algunos de los planetas y astros del sistema solar, pero estamos lejos siquiera de acercarnos a las estrellas que están más próximas a nuestro planeta.

No obstante esto, la NASA parece ya planear una misión a Alpha Centauri, una estrella que está a unos 4.3 años luz de distancia y que es la más cercana a nuestro planeta. Esta misión tentativa llevaría a una sonda a una misión interestelar para explorar todo el entorno alrededor de esta estrella. Cabe señalar que la nave más lejana, enviada por el hombre al espacio exterior, está a unos 20 minutos (a la velocidad de la luz), de nuestro planeta. Pensar en un viaje a una estrella que está a 4.3 años luz podría llevar décadas a las velocidades que alcanzan estas sondas en el espacio.

No obstante las dificultades técnicas, el Jet Propulsion Laboratory, junto con la NASA, reveló en la Conferencia de Geofísica del 2017, que se ha iniciado un fondo para hacer posible este viaje interestelar. La NASA ahora está trabajando en tecnología que en caso de funcionar, podía llevar a una nave a alcanzar el 10% de la velocidad de la luz y así tener una nave que pudiese ir a Alpha Centauri para el 2069.

Alpha Centauri es un sistema de tres estrellas, con dos primarias, A y B, u una tercera que quizás esté pasando a través del sistema, llamada Proxima Centauri. Si los planes de la NASA tienen éxito, la nave enviada en el 2069 podría llegar en unos 44 años a su destino.

Por el momento, los astrónomos saben que el sistema de estrellas tiene un planeta en órbita. Y se han teorizado otros planetas posibles, pero los datos no son muy claros en ese sentido. La mejor opción es, desde luego, ir directamente a la zona y ver con nuestros propios ojos. No obstante esto, aunque llegásemos a Alpha Centauri, cada comunicación con la nave llevaría 4.3 años, lo cual hace que las distancias del Universo sean tan altas que quizás el esfuerzo sea difícil de evaluar.

NASA descubre dos nuevos exoplanetas con Inteligencia Artificial

Más allá de los problemas técnicos para crear cohetes que vayan al 10% de la velocidad de la luz, las distancias entre estrellas son tan grandes que el hacer que la sonda se comunicara a la Tierra para mostrar lo que observa desde un punto privilegiado, sería de una lentitud gigantesca, por lo cual, este tipo de misiones siempre tiene sus puntos en contra. Mientras no se encuentre otro mecanismo para comunicarse y estando limitados a la velocidad de la luz, en realidad estamos confinados como especie a investigar algo que apenas está a unos 4 años luz.

Comentarios