Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

La tecnología ha ido evolucionando y dejando a la humanidad un poco corta. La podemos ver ya en todos los ámbitos. La medicina y la ciencia han evolucionado a la par de los avances tecnológicos, lo cual ha denotado grandes descubrimientos y conocimientos.

En esta ocasión, Google sorprendió con su trabajo de automatización en Aprendizaje Profundo de Inteligencia Artificial, pues este proyecto se ha dedicado a realizar experimentos en sistemas avanzados de reconocimiento de imágenes durante varios años. En primera instancia, el trabajo fue dirigido para enseñanza de autoconducción para vehículos que pudieran manejarse solos con el fin de reconocer todo tipo de obstáculo, señales de tránsito, etc.

Sin embargo, Google decidió aplicar la misma tecnología para el diagnóstico de cáncer, lo cual hasta ahora ya ha dado buenos resultados, pero aún quedan ajustes por hacer para rendimientos más impresionantes. Esto no significa que se podría desplazar al trabajo realizado por los oncólogos que dedican su profesión a la detección y tratamiento de una de las enfermedades que más muertes causan.

Los doctores podrían usar tu ADN para curar el cancer

Después de una personalización adicional, incluyendo redes de entrenamiento para examinar la imagen con diferentes aumentos, justo como lo haría un oncólogo, la inteligencia artificial de Google muestra que es posible entrenar un modelo que pudiera igualar o exceder el desempeño de un médico.

El aprendizaje profundo de Google analiza miles de células cancerosas. Gracias a este tipo de aprendizaje, las computadoras logran reconocer patrones en enormes conjuntos de datos. Lamentablemente, en Estados Unidos, se viven en promedio 230 mil casos anualmente de cáncer de mama, por lo que la compañía pretenderá que su tecnología ayude a patólogos a tratar mejor a los pacientes.

Como mencionaba anteriormente, esta tecnología no está diseñada específicamente para sustituir a los médicos humanos, sino para ayudarlos a realizar su trabajo de una forma más eficiente.

“Lo que hemos entrenado es sólo una pequeña porción de software que ayuda con una parte de una serie muy compleja de tareas. Esperamos que sea cada vez más se amplíen estas herramientas para ayudar a los médicos”, comentó Lily Peng, la directora del proyecto detrás del trabajo de Google.

Por supuesto, esta tecnología aún está en vías de desarrollo, pero se espera que pronto pueda expandirse paulatinamente a nivel mundial con el fin de detectar casos severos de cáncer y ayudar y realizar los tratamientos adecuados.

Referencia: Blog de Google

Desde la Red…
Comentarios