Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Científicos de la Universidad Estatal de Penn, en Estados Unidos, observaron un fenómeno que podría repetirse y afectar a la Tierra. Lo que vieron fue un pequeño planeta que orbitaba alrededor de una estrella moribunda ser tragado por ésta.

El fin de la Tierra no vendrá sino hasta unos 5 mil millones de años en el futuro; sin embargo, lo que sucedió hace apenas unos días fue un evento muy raro que varios astrónomos tuvieron la posibilidad de observar con lujo de detalle. La estrella envejecida, BD+48 740 se tragó a uno de los pequeños planetas que la orbitan. Al observar que este cuerpo celeste comenzó a emanar increíbles cantidades de litio, los investigadores llegaron a la conclusión que la expulsión de este elemento se debió a un especie de “eructo” causado por el consumo de los restos de el planeta.

BD+48 740 aún tiene un planeta orbitandolo. Este es un gigante de gas ligeramente más grande que Jupiter que viaje en una órbita elíptica jamás antes vista por algún astrónomo. Se cree que esta extraña conducta se debe al cambio gravitacional que el astro sufrió a la hora de devorar el planeta anterior.

El astro en cuestión es 11 veces más grande que nuestro sol y aún más viejo. Las teorías indican que en unos miles de millones de años, nuestra estrella enana amarilla sufrirá el mismo final que el resto de sus hermanas al volverse cada vez más roja, caliente y grande hasta implosionar, destruyendo todo el sistema solar.

Referencias: GeekoSystem y PSU

Desde la Red…
Comentarios