Investigadores del Colegio Medico de Cornell han desarrollado una vacuna que podría eliminar la dependencia a la nicotina en fumadores compulsivos. Esta vacuna utiliza al riñón como una especie de fábrica de anticuerpos que eliminan cualquier rastro de nicotina antes de que llegue al cerebro para volverlo dependiente. Este tipo de vacuna no es nueva; sin embargo, lo impresionante es que sus efectos duran toda la vida, haciéndola una cura de una sola dosis. Millones de adictos a esta sustancia estarán agradecidos.

Las vacunas contra la dependencia a la nicotina trabajan de dos formas. La primera activa el sistema inmunológico al introducir un virus con el cual reaccionar; no obstante, la molécula de la nicotina es tan pequeña que este sistema es incapaz de detectarlo, eliminandolo de manera parcial. La otra aquella que envía y fomenta la producción de anticuerpos específicamente creados para encontrar y atacar la molécula antes de que llegue al cerebro para entregar su dósis adictiva. Ésta, en comparación con la otra, al necesitar sólo una dósis en toda la vida, resulta infinitamente más barata que la anterior debido a que no se necesita un tratamiento prolongado para su efectivo funcionamiento.

El doctor Ronald G. Crystal, profesor de Medicina Genética de Cornel dice que, hasta ahora, no se ha usado en humanos, pero, de hacerlo, su uso podría ser un tratamiento estándar en la lucha contra la adicción en adultos que llevan más de 15 años fumando. “El efecto de la vacuna es tan devastador (para la nicotina) que cuando un paciente vacunado inhale el humo de un cigarro no encontrará nada placentero en ello, por lo que dejará inmediatamente ese hábito”.

Crystal también presume que la vacuna desarrollada por su equipo ayudará a prevenir esta adicción, por lo que podríamos ver un futuro probable en el que a partir de cierta edad todos los ciudadanos podríamos ser vacunados con ella para evitar que el terrible hábito de fumar entre en nuestras vidas. Claro, todo se somete al gusto y decisión de los individuos. Afortunadamente, en el momento en el que se arrepientan de fumar una o dos cajetillas diarias, esta cura estará disponible para ellos.

Hasta ahora, la vacuna ha sido probada en ratas y primates; posteriormente, sus efectos serán probados en humanos. El trabajo completo del equipo de desarrollo del doctor Crystal pueden ser checados aquí.

Referencias: Gizmag WCMC

Enlaces Patrocinados
Comentarios