Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

La clonación humana es uno de los temas más frecuentes en las películas de ciencia ficción, pero como suele ocurrir en este tipo de cintas, mucha de la tecnología que anteriormente se consideraba como fantasía, posteriormente es encontrada en la vida real.

La compañía asiática Boyalife lanzó un comunicado de prensa en diciembre de 2015, en donde informaba que ya contaba con la tecnología para clonar humanos. Hasta el momento, la clonación humana era considerada algo muy difícil de lograr, pero el director de la empresa, Xu Xiaochun, informó que ya cuenta con los recursos para hacerla.

Pero no sólo eso, sino que también se comprometió en fabricar miles de vacas, caballos y perros con esta tecnología. Imagina que tienes una mascota, la cual por algún motivo tiene un accidente y termina falleciendo. Gracias a Boyalife podrías tener a una exactamente igual, por lo menos genéticamente y que compartiría los mismos rasgos físicos que la original.

Ya se han podido clonar animales anteriormente, pero la clonación humana involucra varios debates éticos y morales. Ya no se trata de preguntarse si podemos clonar a un humano, sino que lo importante sería sí realmente debemos hacerlo.

La clonación humana está prohibida en la mayoría de países del mundo pues es considerada una práctica antinatural. Aunque por otra parte, podemos imaginar las ventajas de poder clonar a genios como Albert Einstein o Stephen Hawking, así como los beneficios de poder clonar vacas para tener un control sobre la carne que consumimos.

Por ejemplo, si existe una vaca saludable que sea resistente a cierto tipo de enfermedades, además de tener un buen sabor para el consumidor, esta vaca se podría replicar indefinidamente. Pero de lograrse una clonación humana, esto no significa que habría personas exactamente iguales, pues se comportarían de una forma distinta. Después de todo, los hermanos gemelos idénticos comparten los mismos rasgos físicos pero suelen ser completamente diferentes en personalidad.

Esto ocurre porque la personalidad de un individuo no depende de sus genes, sino más bien de las experiencias vividas, por lo que podríamos tener varios clones humanos que se comportarían de una forma distinta entre ellos, o tener un clon de Albert Einstein al que le guste más la música que las matemáticas.

Varios especialistas en el tema dicen que la compañía Boyalife solamente está haciendo propaganda y que no creen que sea posible clonar humanos en la actualidad. Lo preocupante de este tipo de experimentos es que si algo ha demostrado la historia, es que el hecho de que una práctica sea prohibida no ha sido impedimento para algunos científicos o países continuar con ellas.

Y al final, siempre existe la posibilidad de que en alguna parte del mundo se haya logrado clonar a algún humano y que estos clones se encuentren entre nosotros. ¿Ustedes qué creen de este tema? ¿Creen que la clonación animal o humana es una buena idea o que es algo que debería de prohibirse en su totalidad?

Referencias: TeleSur, ComputerHoy

Participa en nuestra encuesta:
Desde la Red…
Comentarios