Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

0002165488

Investigadores de la Universidad de Berkley han desarrollado una tela capaz de hacer que pequeños objetos permanezcan invisibles. El invento que utiliza elementos de oro que actúan como nanoantenas y reorientan la luz, volviendo ópticamente indetectable el objeto que recubre.

La “capa” está compuesta de metamateriales, que son materiales de fabricación artificial que tienen propiedades ópticas que no se presentan como tal en la naturaleza y que, por ejemplo, pueden desviar la luz de un objeto.

La tela aún es microscópica, pues apenas cuenta con un tamaño de 80 nanómetros (un nanómetro equivale una milmillonésima de metro). Pero sus fundamentos científicos deberían permitir aumentar sus dimensiones para hacer desaparecer objetos más grandes, al estilo Harry Potter, refieren los científicos.

Al contrario de los inventos desarrollados hasta ahora, la mayoría muy gruesos, la nueva tela de camuflaje se ajusta a los objetos a esconder como si se tratara de una fina piel. Sin embargo, no vale para cualquiera: debe hacerse a medida de cada uno de esos objetos, refieren los autores.

“Es la pri­me­ra vez que un ob­je­to de tres di­men­sio­nes de cual­quier forma se vuel­ve in­vi­si­ble“, dijo Xiang Zhang, di­rec­tor de la di­vi­sión de cien­cia de ma­te­ria­les del la­bo­ra­to­rio.

capa-invisibilidad-berkeley

“Nues­tra capa ul­tra­fi­na ya pa­re­ce una capa. Es sim­ple de con­ce­bir y de hacer fun­cio­nar y po­dría ser fa­bri­ca­da en ta­ma­ños nor­ma­les para di­si­mu­lar ob­je­tos ma­cros­có­pi­cos”, ase­gu­ró el cien­tí­fi­co.

Es la di­fu­sión de la luz vi­si­ble, in­fra­rro­ja o en rayos X, y su in­ter­ac­ción con la ma­te­ria, lo que per­mi­te ob­ser­var los ob­je­tos. Estas leyes de la fí­si­ca pue­den mo­di­fi­car­se gra­cias a los me­ta­ma­te­ria­les.

Según pre­ci­sa­ron los in­ves­ti­ga­do­res, la capa puede ade­más ser ac­ti­va­da o des­ac­ti­va­da mo­di­fi­ca­do la po­larización ­de las na­noan­te­nas.

En las pruebas el equipo de Xiang Zhang, logro hacer desaparecer una escama de 0,036 milímetros en la que pusieron elevaciones de 0.001 milímetros y después cubrieron ese “micropaisaje” con su fina tela de 80 nanometros de grosor.

Sin duda el avance el despierta la posibilidad de que esta tecnología sea escalable para abrir las puertas a un futuro donde dispositivos como éste puedan ocultar objetos macroscópicos, aumentando las posibilidades y los resultados conseguidos hasta el momento. La capa que Albus Dumbledore le regaló a Harry en su primer año en Hogwarts está más cerca que nunca gracias a este trabajo.

Referencia: Science

Desde la Red…
Comentarios