Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

philae-000Después de meses de búsqueda, la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés), ha decidido abandonar la cacería de la nave Philae, que supuestamente debería estar en el cometa 67P, que es donde se sabe, aparentemente aterrizó. A pesar de reducir la búsqueda al área en donde la nave debió haber llegado, que consta de una franja de 350 x 30 metros, la ESA no pudo ser capaz de localizar a Philae y ahora Rosetta se ha movido a una órbita más alta para continuar con su misión.

La sonda Philae, parte de Rosetta, fue el primer objeto hecho por el hombre que aterrizara en un cometa. Esto ocurrió el 12 de noviembre del 2014, cuando Philae tocó la superficie del 67P y rebotó varias veces hasta quedar aparentemente en una posición en donde el Sol no le daba suficiente energía lumnínica y sus baterías se agotaron. Todo parece haber ocurrido en un sitio denominado Abydos en la superficie del cometa.

Desde entonces, la ESA ha tratado de localizar a Philae a partir de las imágenes tomadas durante el descenso y mandando a Rosetta a fotografiar la zona de aterrizaje, a una altitud de 18 a 28 kms. Sin embargo, la zona en cuestión tiene muchos momentos de sombras y los instrumentos de Rosetta no parecen poder fotografiar el lugar donde supuestamente debería estar Philae. Así entonces, el sitio específico del aterrizaje queda aún en el misterio.

philae-001Rosetta ahora se ha movido a una nueva órbita a continuar con su misión. Esto hace más difícil continuar la búsqueda de Philae. A la distancia actual de Rosetta al cometa, la resolución es tan baja que si se pudiese ver a Philae, sería unos 3 pixeles y considerando que la superficie del cometa está llena de cráteres e imperfecciones, nadie podría asegurar que la nave hubiese sido encontrada.”Rosetta tiene un calendario científico muy ocupado que ha sido planeado con mucha antelación, por lo que dedicar el tiempo a buscar a Philae no está entre lo que queremos seguir haciendo”, dijo el científico del proyecto Rosetta, Matt Taylor.

philae-002La ESA mantiene la esperanza de que cuando el cometa 67P se acerque mucho más al Sol, éste último le dé suficiente potencia para poder mandar de nuevo señales a la Tierra. Sin embargo, esto dependerá de cuanta luz pueda obtener Philae en el transcurso de un “día del cometa”. Los efectos del gas y polvo saliendo del astro, amén del calor del Sol y el efecto del frío en la electrónica de la nave durante el proceso de hibernación, podría afectar las posibilidades de poder recuperar el contacto con la sonda. Los científicos sin embargo, se sienten optimistas de que Philae podría empezar a recuperarse cuando el cometa se acerque al perihelio.

Referencias:

ESA

Desde la Red…
Comentarios