Jerry: El osito robot que ayuda a los niños a controlar su diabetesLa compañía Sproutel desarrolló un oso robot, llamado Jerry, que padece diabetes con el objetivo de enseñar a los niños que padecen diabetes tipo 1 a manejar sus niveles de glucosa en sangre, reconocer sus síntomas y mantener una dieta saludable; todo a través del juego.

En términos simples, la diabetes es un desorden glandular propio del páncreas que no permite procesar los alimentos por falta de insulina. En la diabetes tipo 1, el cuerpo no produce insulina impidiendo la descomposición exacta de la glucosa en la sangre, de modo que este padecimiento se trata con la administración diaria de insulina, pero como los niños pequeños no pueden manejar una bomba de insulina, realizarse su chequeo de glucosa en sangre o administrarse sus propias inyecciones, los padres deben aplicar constantes piquetes para el control y tratamiento todos los días. Para un niño de cinco años de edad, eso es una gran cantidad de responsabilidad.

Sin embargo, estudiantes de diseño crearon a Jerry, el oso diabético, para que los niños sean capaces de aprender y hacer conciencia de su enfermedad al hacerse cargo de él, alimentándolo de forma adecuada, con los alimentos correctos, comprobando sus niveles de glucosa y dándole las inyecciones de insulina para su control.

“Esto funciona porque está dirigido específicamente a los niños que viven con diabetes tipo 1. Jerry ayuda a niños enfermos no sólo a aprender de los procedimientos que se realizan en ellos a diario sino también los capacita para comprender la importancia de los síntomas y auto-cuidado”, dijo Aarón Horowitz CEO de la compañía Sproutel.

Jerry-the-bear

Jerry está dirigido a niños de entre 3 y 7 años y su mecánica inicial consiste en el que ellos pueden ver en la pata del oso su nivel de glucosa en la sangre y administrar una inyección de insulina a cualquiera de los cinco puertos del oso, además de estar equipado con un paquete de comida de varios alimentos simples como una manzana o queso, para que el niño puede alimentar al oso cuando tenga niveles bajos de azúcar. Horowitz explica que los niños son capaces de reaccionar a los diferentes síntomas de Jerry y determinar si el azúcar en la sangre de los osos es demasiado alta o demasiado baja.

“Jerry ha recorrido un largo camino de su primer prototipo, desde un osito de peluche con robótica básica y con ojos de un Furby, al nuevo y mejorado Jerry que viene con un software escalable que lo hará más complejo para dar a los niños mayores una mejor comprensión de las sutilezas y los signos de advertencia de su propia gestión”, agregó.

Actualmente el oso esta en pre-orden a un precio de $249 dólares y se lanzara el próximo 14 noviembre, el Día Mundial de la Diabetes. A largo plazo la empresa espera desarrollar más juguetes que ayuden a los niños a controlar otras enfermedades crónicas como el asma y la obesidad.

Referencia: JerryTheBear

Enlaces Patrocinados
Comentarios