Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

dt.common.streams.StreamServer

La medalla del Premio Nobel que recibió el científico estadounidense y codescubridor del ADN James Watson recaudó más de 4.7 millones de dólares este jueves en una subasta de la casa Christie’s; convirtiéndose en el primer ganador del Nobel en vender su medalla para mejorar su vida.

No hay duda de que el científico James Watson, de 86 años de edad, se ha ganado un destacado puesto en la historia de la ciencia al ser junto con Francis Crick, Maurice Wilkins y Rosalind Franklin, descubridores del ADN. Por semejante gesta científica, en 1962 los tres hombres recibieron el Premio Nobel de Medicina con la consiguiente medalla de oro y pergamino acompañante.

En total, las tres piezas que Watson puso a la venta alcanzaron en conjunto 5.3 millones de dólares. De esa suma, 4.7 millones de dólares correspondieron a la medalla de oro, de 23 quilates, que alcanzó un precio que casi duplicaba el de partida. Las notas para el discurso de aceptación del premio se vendieron por 365 mil dólares y la lección que ofreció tras recibir la medalla se vendió en por 245 mil dólares.

Watson-Crick

El año pasado, los herederos de su colega Francis Crick (1916-2004) vendieron la insignia de oro por 1.6 millones de euros, así como una carta que el mismo Crick mandó a su hijo de doce años en la que explicaba el descubrimiento del ADN y que alcanzó 3.7 millones de euros.

Los descendientes de Crick explicaron que habían decidido vender los objetos del científico para destinar una parte del dinero al Francis Crick Institute que se inaugurará el año que viene en Londres y se presenta como el mayor centro de investigación científica y médica del mundo.

Sin embargo, las motivaciones de James Watson para vender su medalla en vida son distintas. El científico ha dicho a Financial Times que vende la medalla para paliar las estrecheces económicas que atraviesa debido a la marginación a la que lo tiene sometido la comunidad científica por haber expresado sus opiniones en 2007 al decir que los descendientes de africanos son menos inteligentes que otras razas y que este desajuste está marcado por la genética.

Sin embargo, con esta venta, Watson también intentará limpiar su reputación, pues prevé dar parte del dinero obtenido a instituciones de enseñanza.

Referencia: Christies

Desde la Red…
Comentarios