Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

7547707-11646945

Científicos de la Universidad de Saarland en Alemania han desarrollado un sistema de sensores en parches para controlar dispositivos como smartphones y reproductores de música, un método que permitiría manipular los gadgets simplemente tocando el sticker o pegatina adherida a nuestra piel. 

Con el objetivo de usar el cuerpo humano como una superficie sensible al tacto para controlar diferentes dispositivos, los científicos alemanes desarrollaron estas pegatinas flexibles llamadas iSkin hechas de caucho de silicona con sensores que conducen la electricidad y son sensibles a la presión que se ajustan perfectamente a la piel, que pueden ser fabricados en una variedad de formas, tamaños y diseños personalizados.

Un usuario de SmartWatch puede mirar un calendario o recibir correos electrónicos sin tener que ir más allá de su muñeca. Sin embargo, el área de interacción que ofrece el reloj es a la vez fija y pequeña, por lo que es difícil pulsar los botones individuales correctos con la precisión adecuada. El método que están desarrollado los científicos puede proporcionar una solución a este problema.

Las pegatinas pueden actuar como un espacio de entrada que recibe y ejecuta órdenes y así controlar los dispositivos móviles. Dependiendo del tipo de adhesivo utilizado, aplicando presión a la etiqueta se podría, por ejemplo, responder a una llamada entrante o ajustar el volumen de un reproductor de música.

“Las pegatinas nos permiten ampliar el espacio de entrada accesible para el usuario, ya que se pueden conectar prácticamente a cualquier parte del cuerpo. Los usuarios también pueden diseñar sus parches iSkin en una computadora para satisfacer sus gustos individuales. Un simple programa de gráficos es todo lo que hace falta”, dijo el Dr. Martin Weigel, responsable de la investigación.

“La silicona utilizada para fabricar los parches sensores los hace flexibles y estirables. Esto hace que sean más fáciles de usar en un entorno cotidiano. Un reproductor de música, simplemente, se puede enrollar y meter en el bolsillo”, dijo Jürgen Steimle, co-autor en la investigación.

“Son también agradables a la piel, ya que se pegan a la misma con un adhesivo biocompatible de grado médico. Los usuarios pueden decidir dónde quieren colocar el parche sensor y el tiempo que quieren llevarlo.”

Además de controlar la música o las llamadas telefónicas, la tecnología iSkin podría utilizarse para muchas otras aplicaciones. Por ejemplo, se podría usar un teclado adhesivo para introducir y enviar mensajes. Actualmente las pegatinas-sensores están conectadas a través de cable a un sistema informático. Según Steimle, microchips incorporados permitirán en el futuro que los parches de sensores pegados a la piel se comuniquen de forma inalámbrica con otros dispositivos móviles.

El artículo sobre iSkin ganó el Premio al Mejor Artículo en la conferencia del grupo SigChi (Special Interest Group on Computer-Human Interaction), que se encuentra entre las conferencias más importantes dentro del área de investigación de la interacción humano-maquina.

Referencia: iSkin

Desde la Red…
Comentarios