Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

En un intento por controlar el abuso de las bebidas alcohólicas entre la población, investigadores de la Universidad de Patras, Grecia, han desarrollado unos goggles de visión térmica que pueden distinguir entre una persona sobria y otra con un alto contenido de alcohol en la sangre. La era de los alcoholímetros y las pruebas de alientos están por llegar a su fin para dar paso a una tecnología más precisa y efectiva.

Los métodos tradicionales para detectar el nivel de alcohol de un individuo en su flujo sanguíneo han ido de un dispositivo que mide el nivel de alcohol en el aliento hasta el estudio de la conducta. Este tipo de métodos no ofrecían una verdadera certeza sobre el estado etílico del individuo. Dependiendo de “el aguante” de cada persona, este podía ser burlado con el simple hecho de fingir sobriedad o con una colección de métodos para “bajársela” antes de que se aplique la prueba. Ahora, un par de científicos griegos de la Universidad de Patras desarrollaron un método que combina el calor que genera el flujo sanguíneo con pixeles faciales para determinar si alguien ha consumido demasiadas copas o no.

Este software desarrollado por Georgia Koukiou y Vassilis Anastassopoulos utiliza algoritmos matemáticos que emplean pixeles faciales para comparar los del sujeto en cuestión con los de una base de datos de personas totalmente sobrias además de imágenes térmicas para determinar si el flujo sanguíneo de su cara es el de alguien que cuenta con altos niveles de alcohol. Este método resultaría aún más eficiente que el del alcoholímetro tradicional o el estudio de la conducta.

El método que desarrollado por Koukiou y Anastasspoulos aprovecha la dilatación sanguínea en la cara del sujeto para notar si este ha estado consumiendo bebidas alcohólicas. La faz de un individuo es escaneada con un aparato que mide los espasmos, el calor y la irrigación sanguínea típicas de alguien bajo la influencia del alcohol. Este método promete un 99% de efectividad en la detección y prevención de conductores ebrios que pongan en riesgo la vida de los ciudadanos de determinada ciudad.

Esperemos que este método sea implementado pronto en los puntos más conflictivos de las principales ciudades del mundo.

Referencias: GeekoSystem y ScienceDaily

Desde la Red…
Comentarios