Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

beijing-pollution00

China sufre, en algunas de sus ciudades, una gran contaminación ambiental, producida por los automóviles, en donde su capital, Beijing es donde más parece resentirse el problema. Las autoridades han introducido políticas anticontaminantes y frecuentemente se limpia el medio ambiente, aunque el problema continúa.

Pero quizás los problema de la contaminación en Beijing tengan solución con la ayuda de un proyecto de IBM que busca predecir y controlar la calidad del aire, usando nuevas tecnologías de cómputo. El lunes pasado, IBM anunció que se había asociado con la Capital China para tratar de resolver la problemática de la contaminación del aire. En Beijing hay unos 21 millones de personas y es, entre las ciudades chinas, la que tiene el peor índice de contaminación del aire del país con niveles que ya llegan a tocar los límites antes de considerar peligrosos para los seres humanos.

El causante más importante de la contaminación son los millones de autos en Beijing, las fábricas que hay alrededor, la quema de combustible fósil por parte de las plantas de energía y la contaminación que para colmo, le llega a Beijing de otras ciudades vecinas. A pesar de las complejidades presentadas, IBM quiere trazar un mapa preciso del problema, modelándolo con computadoras. “Entonces se podrán tomar muchas acciones para mejorar la calidad del aire”, dijo Jin Dong, un director de IBM Research, involucrado en el proyecto. Usar supercomputadoras para predecir y estudiar los patrones de contaminación no es algo novedoso. Y de hecho ya las agencias gubernamentales chinas y la embajada de estados Unidos en Beijing, publican los reportes en tiempo real de la contaminación a los residentes.

Pero IBM espera diseñar un mejor sistema particularmente para Beijing en donde pueda predecir la calidad del aire con tres días de anticipo, e incluso, tomar nota de las fuentes exactas de la contaminación a nivel calles, explica Dong. IBM tiene 20 años de experiencia en modelaje del clima, añadió, pero predecir la calidad del aire requerirá de nuevos modelos por computadora para tomar en cuenta todas las fuentes contaminantes de la ciudad en cuestión. IBM, además de aliarse con el gobierno de Beijing, también se ha asociado con las industrias y los académicos para poder trabajar los datos de la contaminación que surjan de las estaciones de monitoreo de la calidad del aire, satélites climáticos y los sensores ópticos de la compañía.

El reto es muy interesante pero si se logran predecir los patrones de contaminación de Beijing, el sistema podría también sugerir medidas preventivas para mantener la calidad del aire lejos de niveles peligrosos. El gobierno podría conocer cuando reducir la producción en ciertas fábricas o cuando limitar el tráfico de los automóviles, dijo Xiaowei Shen, Directro de IBM Research en China.

“Solamente hay que construir un modelo que pueda predecir. Hay que tener un sistema de decisión de forma que las personas puedan tomar la acción apropiada”, indicó Shen.

La asociación de IBM con Beijing es solamente una parte de la empresa norteamericana, llamada Horizonte Verde, para trabajar con China en resolver su entorno ambiental y sus dificultades energéticas. La compañía ya ha diseñado sistemas para administrar de mejor manera la red de energía eléctrica.

IBM no solamente necesita tecnología para resolver los problemas, sino la participación de toda la industria. La compañía espera que el proyecto Horizonte Verde pueda atraer a más socios, dijo Shen. “Se requiere realmente construir un eco-sistema”, comentó. “Es un área enorme. Se requiere de mucha innovación”.

Referencias:

IT World

Desde la Red…
Comentarios