Aunque el Hyperloop One todavía se encuentra en fase de desarrollo, una de las empresas más importantes de Dubái ha mostrado interés en catapultar el proyecto y convertirlo en realidad en esa ciudad de los Emiratos Árabes Unidos.

La compañía Dubái Ports World, una de las mayores operadoras de puertos en el mundo, anunció de manera oficial que se han asociado a Hyperloop One, en su aventura y la mejor manera de hacerlo es ofrecerle lo que podría ser su primera ruta comercial.

Para los que no lo recuerden, una ruta de Hyperloop es básicamente una red de tubos lo suficientemente grandes para llevar en su interior una especie de cápsulas, las cuales pueden transportar tanto pasajeros como carga, suspendidos unos metros por encima del nivel del suelo, similar a una red de tren de levitación magnética, donde la principal diferencia es la capacidad de alcanzar velocidades de hasta 1,200 kilómetros por hora poco más del doble que alcanza un tren de este tipo.

Al parecer la idea surgió al ver las posibilidades que podría ofrecer el Hyperloop al puerto Jebel Ali, uno de los puertos de carga más grandes y con mayor tráfico del mundo, con una capacidad de hasta 18 millones de contenedores.

La empresa de Dubái espera que el Hyperloop pueda ser la herramienta ideal para movilizar todas esas cargas en tiempos realmente cortos para mejorar la eficiencia y poder gestionar de manera más eficaz las miles de cargas que llegan y parten del puerto, así como liberar las carreteras que a diario son empleadas por camiones que realizan el traslado de toda esta carga, lo que se traduciría como ahorro de tiempo y espacio en los muelles, empleando un vehículo mucho más rápido, seguro y que además seria cero emisiones, lo que también reduciría en gran medida la cantidad de emisiones de carbono de las carreteras aledañas.

Esta primera ruta tendría una extensión de 29 kilómetros tierra adentro que comprendería del punto de partida una central ubicada en el puerto, de donde partirían dos extensiones de aproximadamente 30 kilómetros de distancia que tendrían como puntos de destino una nueva extensión de bodegas estratégicamente colocadas para diversificar el tráfico de las cargas.

Aunque la sociedad exista entre ambas empresas, primero deberán de realizar un un exhaustivo estudio de la viabilidad del Hyperloop en esta área, ya que al parecer una parte de esta ruta tendrá que ir bajo el agua, algo que según sus desarrolladores es factible, aunque claro que todo dependerá de las condiciones del lugar pero sobre todo del costo.

Enlaces Patrocinados
Comentarios