Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Quizás para muchos la idea de dormir dentro de un tubo de concreto no suene como una experiencia agradable. Sin embargo, arquitectos de la firma T3arc han encontrado hacer que el dormir dentro de un tubo no sólo sea confortable, sino toda una experiencia para los vacacionistas. El Tubohotel, que abrió en el 2010, es un destino único, creado con tubos de concreto reciclados. Se localiza a unos 45 minutos de la ciudad de México, en Tepoztlán, Morelos. Los cuartos de hotel están apilados en forma piramidal, reflejando la pirámide del Tepozteco.

La idea original de un hotel hecho con tubos viene de un arquitecto alemán, Andreas Strauss, quien creó el Dasparkhotel en el 2006. Los arquitectos de T3arc se inspiraron en Strauss y expandieron la idea de crear dos módulos triangulares. Poniendo un tubo sobre dos tubos bases, fueron capaces de crear una idea novedosa visualmente, sin impactar el medio ambiente natural.

El Tubohotel ofrece 20 cuartos en esta modalidad, midiendo cada uno 2.44 m de ancho por 3.5 m de largo, y contienen una cama queen size, luz de escritorio, ventilador y almacenamiento bajo la cama. Desafortunadamente los cuartos no tienen baño, pero los huéspedes tienen acceso a dos baños comunales dentro de la propiedad del hotel. El costo es de 500 pesos en el Tubohotel por día. el sitio del hotel puede consultarse aquí.

Fuente: GizMag

Desde la Red…
Comentarios