Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Hongos para extraer oro del desperdicio electrónico

Científicos del Centro de Investigación Técnica VTT en Finlandia han desarrollado un nuevo método de extracción de oro de los circuitos de los celulares desechados mediante la utilización de hongos, con el que se pueden recuperar el 80% del metal precioso de una forma no contaminante para el medio ambiente.

Se calcula de forma aproximada que de cada 100 000 teléfonos móviles se pueden extraer: 2.4 kg de oro, más de 900 kg de cobre, 25 kg de plata. Dependiendo de las oscilaciones propias del mercado, estamos hablando de un valor en metales de 250 000 dólares.

Para poder recuperar el oro, los investigadores utilizaron la colaboración de los especialistas en descomposición propios de la naturaleza: los hongos, utilizándolos como un filtro biológico hecho a base de su micelio.

El micelio es la parte vegetativa del hongo, son como colchones conformados por marañas de filamentos interconectados que se extienden kilómetros y su función es absorber del suelo los distintos compuestos orgánicos necesarios para alimentarse.

Por el momento, este sistema sólo funciona para recuperar el oro, pero según los investigadores los micelios pueden ser modificados para recuperar el cobre e incluso la plata.

El filtro extrae el 80% del metal precioso reduciendo notablemente la cantidad de químicos peligrosos involucrados. Bajo métodos convencionales, el porcentaje de oro extraído difícilmente supera el 20 por ciento, y resultan muy contaminantes. Al mismo tiempo, el pre-tratamiento de los celulares con separación magnética, triturado, tamizado y flotación de los elementos, incrementó la presencia de cobre entre un 25 y un 45%.

Hay un sin fin de razones por las cuales los elementos que componen los residuos electrónicos no deben ser desechados en los ecosistemas. Algunos de ellos son metales pesados que podrían ser nocivos si se filtrasen en las aguas subterráneas; algunos son muy difíciles de extraer de la naturaleza. Y algunos, como el cobre, la plata o el oro además de ser difíciles de encontrar, tienen un cuantioso valor en el mercado. Además del compromiso medioambiental, el reciclaje de los teléfonos podría hacer que el precio de la electrónica bajara.

El equipo de VTT no es el único que recurre a los recicladores naturales. Indios y surcoreanos también están recurriendo a biomateriales en sus investigaciones.

Los residuos electrónicos resultan ser un problema creciente, porque están creciendo a una tasa de entre 3 y 5 por ciento cada año, lo cual es tres veces más rápido que cualquier otro residuo sólido.

Referencia: VTT

Desde la Red…
Comentarios