El Massachusetts Institute of Technology (MIT) y la Universidad de Harvard han comprometido 30 millones de dólares cada uno para dar apoyo institucional, becas y acciones netamente filantrópicas para lanzar edX y dar acceso a ‘una oferta de cursos’ por parte de ambas instituciones. Aparte de beneficiar a los estudiantes alrededor del mundo para darles acceso a los niveles de enseñanza media superior y a nivel graduados, edX también busca contribuir a la experiencia de los estudiantes que están en modo presencial, dentro del campus de ambas instituciones. Una de las metas primarias es mejorar la enseñanza y aprendizaje en el campus apoyando a las facultades de ambas universidades para desarrollar investigaciones significativas sobre cómo es que los estudiantes aprenden.

El presidente de Harvard, Drew Faust dijo: “EdX da a Harvard y al MIT una oportunidad sin precedentes de extender dramáticamente nuestro alcance colectivo conduciendo investigaciones importantes para llegar a tener una educación efectiva y extender nuestro acceso a los cursos educativos en línea de alto nivel”. Por parte del MIT, Anant Agarwal, quien fuera el líder del desarrollo de la plataforma MITx, será el primer presidente de edX, en donde los cursos de MITx serán de alguna manera la cama de pruebas para los cursos futuros de edX.

Los estudiantes del curso del profesor Agarwal en Electrónica y Circuitos, han completado los exámenes de la mitad del curso y ahora están en posición de comentar los elementos del curso prototipo: videos, preguntas, tareas, exámenes, foros y retroalimentación. Un estudiante de dicho curso indicó que “fue una asignatura con grandes retos. No sé qué nivel exactamente tenía el curso pero no era para principiantes o al menos, no para quien no hiciese mucho trabajo. Mi electrónica había dormido por una década pero habría tenido muchas más dificultades si no hubiese sabido física y matemáticas”.

Sobre la interfaz MITx dijo: “hay mucho ahí. Fue un módulo introductorio que presentó todos los elementos, pero incluso así siempre hallé algunos otros, de alta calidad y muy funcionales, aunque no demasiado intuitivos como hubiese esperado”.

Los cursos tiene dos tipos de videolecturas. La mayoría son voz sobre un pizarrón blanco en donde va apareciendo lo que se dice. En muchos casos es preferible leer a escuchar. Cada sesión tiene una ‘lectura en vivo’ y esto da una sensación de comunidad. Además, hay un foro donde las preguntas son formuladas por la mayoría de los miembros de la misma comunidad.

Uno de los aspectos más impresionantes del curso fue la evaluación: “Fue más allá de examen de opción múltiple pues inmediatamente se tenía retroalimentación instantánea. Al principio no me gustaba pues esto se daba de alguna manera a hacer trampa, pero después entendí que la única forma de obtener una buena calificación era si estaba entendiendo el tema. El poder regresar una y otra vez a las preguntas me motivaba a trabajar más en el tema”, indicó un alumno en línea, y agrega: “El examen a la mitad del curso fue una manera de abrir los ojos al darnos cuenta que tenía el mismo formato que la tarea, con respuestas marcadas tan pronto como los estudiantes apretaban el botón de mandar respuesta, aunque sólo se tenían tres oportunidades para obtener la respuesta correcta”.

El mes pasado se reportó que Coursera, una organización sin fines de lucro había obtenido un apoyo de inversión de 16 millones de dólares para llevar contenido a las instituciones educativas más importantes del país: Stanford, Princeton y Berkeley , entre otras.

Fuente: i-programmer

Participa en nuestra encuesta:
Enlaces Patrocinados
Comentarios