Activa las notificaciones para estar al tanto de lo más nuevo en tecnología.

Kinect y Xbox hicieron algo notable: hacer que el jugador de videojuegos se convirtiera en el control de mando de los juegos. Ahora parece haber una ola de nuevas ideas, como usar la mente para modificar el entorno. La idea suena espectacular, porque de alguna forma se está empezando a ver cómo hacer para que a través de la mente —de lo que pensamos— logremos algún efecto en los objetos. En este caso la demostración es hacer explotar sandías.

La idea y creación de esta posibilidad son de Chris y Brad, de Louisville, Kentucky, quienes decidieron usar el Star Wars Force Trainer, que es en esencia un electroenecefalógrafo para el consumidor final que escanea las ondas cerebrales. Cuando se alcanza cierto nivel de concentración, el dispositivo dispara una acción.

Sin embargo, en este caso, el resultado de la concentración es por mucho mayor que  el que se logra en el Force Trainer, que es un juguete inspirado en la Guerra de las Galaxias, en donde el jugador debe concentrarse para subir y bajar una pelota de plástico vía un compresor de aire en una torre, intentando copiar el efecto de ‘la fuerza’ del Jedi.

Los autores de este sistema, en lugar de conectar el sistema del Force Trainer a un compresor de aire, la señal se maneja a través de un controlador Arduino. Cuando la concentración adquiere cierto nivel aceptable, el compresor manda un disparo de aire comprimido, suficiente para hacer explotar una sandía.

Mentes sobre Sandías fue mostrado en Connect, un evento de arte y tecnología que se llevó a cabo en el Bernheim Forest, Lousiville.

Referencias: lvl1

Desde la Red…
Comentarios