Gel como piel artificial podría darles a los robots la capacidad de sentir

Más temprano que tarde, los robots podrán tener la capacidad de ‘sentir’, pues un equipo de investigadores en la Universidad de Pittsburgh y el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) ha demostrado que el gel Nonoscillating puede ser resucitado de una manera similar a una reanimación cardiopulmonar médica.

Este hallazgo abre el camino para el desarrollo de una amplia gama de nuevas aplicaciones que detectan los estímulos mecánicos y responder químicamente , un fenómeno de pocos materiales naturales han sido capaces de imitar.

El gel es un material que se fabricó por primera vez en la década de 1990 y bajo ciertos estímulos externos se asemeja a un corazón latiendo.

“Piense en ello como la piel humana, que puede proporcionar señales al cerebro cuando se deforma o ha sido herida. Este gel tiene numerosas aplicaciones de amplio alcance, tales como piel artificial. Un santo grial de la robótica”, dice  Anna Balazs, distinguida profesora de química e ingeniería de petróleo en la Swanson Pitt Facultad de Ingeniería.

Balazs dice que el gel también podría servir como un sensor de presión a pequeña escala para diferentes vehículos o instrumentos  en caso de golpes ofreciendo un diagnóstico sobre el impacto en las superficies.

Este tipo de desarrollo y de materiales como el gel son cosas en las que Balazs se ha interesado desde la infancia. “Mi madre a menudo se burlaban de mí cuando yo era joven, diciendo que yo era como una planta mimosa —una planta que mueve su follaje al ser tocada como defensa de los depredadores—, tímida y vergonzosa. Como resultado, quedé fascinada con la planta, lo que me llevó a los estudios de este tipo en energía mecánica y química”.

Este avance, junto las recientes publicaciones de sistemas capaces de dotar a las maquinas de emocionesnos acerca más al desarrollo de una inteligencia artificial que solo existía en la ciencia ficción.

Fuente: Advanced Functional Materials.

Enlaces Patrocinados
Comentarios